La FAE proyecta ampliar el sistema de radares

- 01 de mayo de 2018 - 00:00
El mayor Juan Carlos Romero, de la FAE, expuso su investigación acerca de la integración de los radares de la Aviación Civil y los militares.
Foto: Miguel Castro / EL TELÉGRAFO

La Conferencia Internacional Multidisciplinaria de Investigación Aplicada a la Seguridad y Defensa se realizó en la Escuela Superior Naval de Salinas.

La avioneta vinculada al narcotráfico que cayó en el Golfo de Guayaquil -en marzo- fue detectada poco antes por uno de los cuatro radares de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE).

Estos tienen la propiedad de detectar las aeronaves que vuelan a baja altura, estrategia de las redes delictivas para no ser descubiertas.

Juan Carlos Romero, del departamento de Tecnologías de Información y Comunicaciones (TICS) de la FAE, indicó que los radares están ubicados estratégicamente (no revela los lugares) y se mueven dependiendo de las amenazas.

Hemos detectado la ubicación de embarcaciones también. Es decir que nuestros radares pueden ayudar con datos a la Fuerza Naval. Es factible la integración, hay que verificar el protocolo”.

Romero precisó que hay una proyección de crecer en el sistema de radares, con centros de mando y control. “Tenemos cubierta la mayor parte del territorio, pero necesitamos complementar en áreas específicas”, agregó.

El oficial asistió a la Conferencia Internacional Multidisciplinaria de Investigación Aplicada a la Seguridad y Defensa (Micrads’18), realizada en Salinas, Santa Elena.

Ahí expuso detalles de su investigación acerca de la integración de radares de la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) para control de tráfico aéreo complementando con los radares militares.

José Garcés, jefe de planificación académica de la Escuela Naval, expresó que en el ciclo de conferencias trataron temas de seguridad y defensa. “Desde el recurso humano hasta las precauciones para el uso de los equipos que pueden ser vulnerables a ataques cibernéticos”.

Explicó que en el área militar es de vital importancia la seguridad de las comunicaciones, de los mensajes cifrados. “Sería catastrófico que el enemigo sepa cómo se mueven nuestras tropas”.

En la jornada académica, que duró tres días, también se desarrolló una feria de tecnología aplicada a la seguridad.

Rafael Castro, de Soluciones Geoespeciales, expuso aviones no tripulados (con tecnología satelital) que se emplean para vigilar día y noche los sectores peligrosos sin estar en la línea de fuego.

Fabián Burgos, de Newtec, describió que la empresa fabrica tecnología de comunicación satelital aplicada a la defensa. “Es necesario tener puntos de control (antenas con módem satelital) y un sitio centralizado para comparar la información y realizar tareas de inteligencia”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: