Policía recibió 75 casos por estafa de pirámides

- 06 de noviembre de 2018 - 00:00
Ilustración: Patricio Mosquera / El Telégrafo

Quito y Guayaquil son las ciudades en donde más denuncias se presentan. Por este delito informático y piramidal hay 10 detenidos entre Quito y Azuay.

¿Quieres ganar $ 1.600 con solo entregar $ 100?, le dijo Antonio (37 años) a Israel (25 años), ambos compañeros de trabajo. En la empresa que labora el joven no le pagaron su mensualidad, y por ello la propuesta de su compañero de trabajo le sedujo.

Antonio le habló de un sistema, al que llamaba de “inversión” en donde “estaban para ayudarlo” en tres semanas. Consistía en entregar $ 100 en la primera semana y en la segunda encontrar dos personas más dispuestas a entregar $ 100.

A la tercera semana recibiría $ 1.600. La que Antonio llamaba “inversión” se realizaba los viernes y sábados, en algunos domicilios. Aceptó el trato y justo cuando estuvo a punto de entregar el dinero, otra compañera, Camila, le contó que le habían estafado.

Denuncias como estas son comunes. La fiscal Ruth Castillo indicó que al mes recibe de 3 a 4 casos mensuales por pirámides y fraudes electrónicos, entre ellos por el sistema de criptomonedas.

Pero, la fiscal Castillo indicó que hay personas que prefieren perder el dinero y no denunciar, porque las estafas son en otros países.

Según la Policía Judicial (PJ), desde 2016 ha recibido 75 denuncias, de ellas cinco se presentaron este año. Desde 2016 se detuvo a 10 personas en Azuay y Quito, de ellas, tres fueron capturadas este año.

Castillo reveló que en Colombia, 20 jubilados fueron estafados en cerca de $ 1 millón en 2013, a causa de la entrega de dinero por medios electrónicos. Una persona fue condenada a 10 años de prisión en este caso.

La fiscal indicó que para este delito no legalizan compañías, sino que buscan captar a la gente ofreciéndole interés a cambio de un monto económico, así como un rubro extra por atraer a más personas al sistema.

María Elena Jara, experta en derecho comercial y financiero, señaló que cuando a una persona “le ofrecen intereses que salen de los rangos del mercado es un indicativo de un riesgo”. Recordó que un particular no está autorizado para recibir dinero y ofrecer intereses por ello; es decir intermediación financiera no autorizada. Recordó que no se debe entregar dinero a entidades no autorizadas.

El abogado Alejandro Bermeo indicó que el Código Orgánico Penal establece una pena de 7 a 10 años.

Pero Castillo indicó que con agravantes (monto mayor a 10 salarios básicos, tercera edad) la condena puede ser de hasta 14 años. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: