En Guayaquil identifican 20 sectores peligrosos

- 14 de marzo de 2018 - 00:00
El operativo inició a las 06:30 de ayer. Buses, carros pequeños y motos eran revisados, al igual que los conductores. En un auto se encontró un machete.
Foto: Karla Naranjo / El Telégrafo

En las calles Venezuela y la Décima se efectuó ayer un operativo de control. Este pertenece al Distrito 9 de Octubre, donde hay siete puntos en la mira.

Los transeúntes son interceptados y conducidos a la fuerza hasta callejones solitarios y de escasa iluminación. Ahí, al menos tres delincuentes, los extorsionan exigiéndoles dinero para no hacerles daño a sus familiares, a quienes, supuestamente, conocen.

Esta es una de las últimas modalidades de robo a personas descubiertas en el Distrito 9 de Octubre, en Guayaquil, informó el mayor Stalin Gallegos, jefe de la gestión administrativa de la jurisdicción.

El oficial encabezó, en la mañana de ayer, un operativo de prevención en las calles Venezuela y la Décima, junto al parque de Puerto Lisa, en el suburbio de Guayaquil.

“Nosotros verificamos donde están los puntos rojos y revisamos las solicitudes de la ciudadanía que llaman al 911 o alertan en las Unidades de Policía Comunitaria”.

Gallegos manifestó que el robo a personas es uno de los más frecuentes en la zona, pues es comercial y, por ende, hay población flotante.

Marcelo Tobar, comandante de la Policía de la Zona 8, que comprende los cantones Guayaquil, Durán y Samborondón, indicó en el último comité de seguridad provincial que identificaron 21 puntos críticos, según las estadísticas analizadas del Cuadro de Mando Integral.

Tobar no dijo las direcciones, pero reveló que en los distritos 9 de Octubre hay siete sectores, en Esteros, cuatro; en el Sur y Pascuales, tres; en Nueva Prosperina, dos; y en Portete y Durán, uno.

“El país está desglosado. A nivel nacional hay 52 puntos críticos o crónicos. No es pertinente decir los lugares exactos porque se estigmatiza y perjudica a los buenos ciudadanos”, precisó el oficial.

Durante el operativo, realizado ayer, se confiscó un machete a un conductor, quien dijo que era para uso personal y se olvidó de bajarlo, según Ricardo Armas, jefe de Operaciones distrital.

“Estas armas pueden ser usadas en eventos delictivos, aunque hay personas que trabajan como taxistas que los llevan en su intento de protegerse”, agregó Armas.

El control se implementó en las calles Venezuela y la Décima por las diferentes rutas de escape que se encuentran cerca del sector ‘La Chala’ o suburbio. “También dijeron que hay consumidores que arranchan las pertenencias y por eso es necesaria nuestra presencia”.

Carlos Vera, motociclista registrado, está de acuerdo con el control. “La delincuencia se encuentra en todos lados y debemos colaborar”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: