La ciudad de Guayaquil alberga la mayor población de adultos en conflicto con la ley

El 90% de los reos de la Cárcel Regional de Guayas asiste a talleres (Galería)

- 15 de noviembre de 2014 - 00:00
En el parqueadero de la cárcel regional del Guayas se realizó la presentación del CD que grabaron los internos. Foto: William Orellana / El Telégrafo

La ciudad de Guayaquil alberga la mayor población de adultos en conflicto con la ley

Las 3 cárceles que están construidas, una al lado de la otra, en la vía a Daule, en la periferia de Guayaquil, albergan aproximadamente a 10 mil de las 25 mil personas privadas de libertad (PPL) que hay en Ecuador.

Cerca de 4 mil permanecen en elCentro de Rehabilitación Social (CRS), inaugurado hace poco menos de un año, donde alrededor del 90% de los internos asiste a talleres ocupacionales para su reinserción.

En los otros centros, así como en la Penitenciaría de Litoral de Varones y Mujeres, que fueron construidos hace más de 6 décadas, se van implementando los talleres paulatinamente, ya que se adecua la infraestructura.

Entre las actividades que realizan los internos está el elaborar objetos en fómix, plumas tejidas, adornos con materiales de reciclaje. También hay desarrollo artístico, talleres de costura, pintura, metalmecánica y zapatería.

Hace más de 4 meses se realizó un casting de canto, al que asistieron 200 privados de la libertad de los 3 recintos penitenciarios, de los cuales fueron seleccionados 70, los que recibieron capacitación durante 4 meses para la grabación de un CD, posteriormente bautizado como ‘Sueños de libertad’ y del cual saldrán a la venta 5 mil copias.

El 95% de las canciones grabadas fue escrita y musicalizada por los presos con ayuda de sus maestros del penal y de la productora Music Time.

La presentación oficial del CD musical se realizó al aire libre, bajo los 29 grados de temperatura del último jueves, en el parqueadero del Centro Regional. Una tarima fue instalada a unos 10 metros de la sala de espera de las visitas desde donde salieron los 8 grupos de mujeres y hombres que participaron en la grabación.

Los internos estaban evidentemente muy nerviosos, formados de 2 en 2, en orden de estatura. Movían los brazos, se abrazaban entre ellos y, también, con los maestros.

Una de las más ansiosas fue María José Murillo, directora del centro, quien con sus agudos gritos sobresalía de entre los familiares y demás funcionarios del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, que se protegían de los rayos solares bajo  carpas blancas.

Mientras tanto, unos 200 agentes, entre guías y policías, custodiaban la sala donde esperaban los artistas, rodeaban la tarima y formaban una larga hilera de control que alcanzaba la puerta de salida del penal.

La directora brincaba, los acompañaba a todos en cada salida, los felicitaba y no ocultó sus ganas de llorar al verlos desenvolverse como  grandes cantantes, para luego despedirse en fugaces pero fuertes abrazos de sus familiares. Lo más doloroso era ver gimotear a los niños cuando los uniformados los separaban de sus padres.

Navila, esposa de un interno que participó como cantante en el concierto de la CRS, estaba sentada entre el público. En sus brazos cargaba a su hijo de 3 años, quien padece parálisis cerebral, supuestamente después de una intervención médica.

Ella no quiso hablar desde cuándo y por qué delito fue apresado su marido, pero destacó el orgullo que sintió al verlo parado en una tarima cantando y bailando. “Ya en diciembre termina su condena. Tendré la mejor Navidad si eso pasa”.

Para Navila, su fortaleza es Dios, que la ha ayudado a sobrellevar el encierro de su esposo y la enfermedad de su niño, quien convulsiona 2 veces al día; y no puede verla porque padece ceguera.

Ledy Zúñiga, ministra de Justicia, dijo que los talleres se enmarcan en el plan de vida de los internos basados en la política de ‘Cero Ocio’, que obliga a los internos a acogerse a procesos de educación, arte, cultura, deporte y trabajo para conseguir verdadera rehabilitación y reinserción social.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: