Ecuatoriano murió en España durante enfrentamiento con policías

06 de junio de 2011 - 10:17

Un ciudadano ecuatoriano, de 45 años, murió el sábado último en la localidad española de Miranda de Ebro (Burgos, norte) durante un enfrentamiento de un grupo de ecuatorianos con agentes de la policía local.

Varios compañeros de la víctima, que denunciaron lo ocurrido ante la Justicia por entender que los policías locales se excedieron en su intervención, dijeron hoy que cuatro de ellos se encontraban bebiendo esa noche en una calle de la localidad cuando llegó una patrulla de la policía y se originó una discusión que terminó en un enfrentamiento.

Según esa versión, los policías empujaron a uno de los ecuatorianos, que cayó y se golpeó mortalmente en la cabeza con un bordillo.

También dijeron que uno de los inmigrantes grabó lo ocurrido con un teléfono móvil, pero que la policía le quitó el aparato.

A la espera del informe de la autopsia, que se realiza en un hospital de la ciudad de Burgos, el alcalde de Miranda de Ebro, Fernando Campo, aseguró que los informes que obran en su poder desmienten la versión de los hechos suministrada por los compañeros del fallecido.

Campo declaró que el informe de la policía y el del hospital Santiago Apóstol, adonde fue llevada la víctima mortal, señalan que éste se encontraba en estado de embriaguez y podía haber consumido alguna sustancia más, y que cuando llegó el servicio de emergencias al lugar del suceso el hombre estaba inconsciente.

El alcalde explicó que los policías acudieron al lugar alertados por los vecinos porque una veintena de personas estaba bebiendo y alborotando en la calle.

Cuando los agentes llegaron al lugar y vieron que algunos de los presentes estaban en automóviles, decidieron identificarlos y realizarles pruebas de alcoholemia.

La negativa de los ecuatorianos a someterse a la prueba originó un altercado en el que también resultaron heridos dos agentes de policía, que han presentado el correspondiente parte médico.

"Los agentes presentaban varios golpes, pero el fallecido no tenía, según los primeros informes, ninguna marca de contusiones", dijo el alcalde de Miranda de Ebro.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: