El sistema ECU-911 se replicará en la región

- 26 de abril de 2019 - 00:00
El presidente Lenín Moreno participó ayer en el seminario “Mecanismos y herramientas de cooperación sobre los servicios de emergencia en la región”.
Foto: cortesia de la Presidencia de Ecuador

Según el presidente Lenín Moreno, la institución se usó para el espionaje y persecución política en la administración del exmandatario Rafael Correa.

La Organización de Estados Americanos (OEA) cree que el sistema de emergencia ECU-911 es pionero en la región.

Por ello, Luis Almagro, secretario de la OEA, reconoció la labor que se realiza en materia de seguridad en Ecuador y busca que experiencias como las de este país se repliquen en toda la región.

Almagro enfatizó que solo 14 naciones tienen un único número para emergencias. Esto, según el secretario de la OEA, representa el 40% de países miembros de la organización.

Con este objetivo, Ecuador recibe a expertos nacionales y extranjeros en el Seminario Internacional sobre los Mecanismos y Herramientas de Cooperación sobre Servicios de Emergencia de la Región.

 La iniciativa se analiza desde 2016, cuando Ecuador asumió la Presidencia del Grupo de Prevención de Delincuencia y de Delito de la OEA.

Un año después se planteó la necesidad del número 911 para la atención de emergencias en el continente.

Tareas contra el espionaje
A criterio del presidente Lenín Moreno, el sistema del ECU-911 en el país recuperó su tarea de servicio, a diferencia de lo que se realizó durante la administración del expresidente Rafael Correa.

El Jefe de Estado recordó que en ese gobierno el sistema se diversificó a “tareas de espionaje a adversarios políticos y a ciudadanos para  presionar de alguna manera”.

 María Paula Romo, ministra del Interior,  sostuvo que exsecretarios de Inteligencia como el prófugo, Pablo Romero,  tienen  procesos penales abiertos.

Mientras que agentes de la propia institución como Diana Falcón y Raúl Chicaiza fueron procesados y sentenciados por tareas ligadas al espionaje.

Romo afirmó que “las labores de Inteligencia deben regularse en leyes como el Código de Seguridad que debate la Asamblea. Además se revisarán los protocolos”.

También se solicitará que Contraloría investigue.

Moreno enfatizó que a pesar de los problemas económicos del Ecuador se repotencializará el servicio.

Para Romo, uno de los retos será la adquisición de cámaras con reconocimiento facial. Se trabajará coordinadamente con los gobiernos autónomos descentralizados.

El sistema ecuatoriano tiene 4.500 cámaras, además de 3.000 personas con capacitación en emergencias las 24 horas. Mientras que para los percances de gran magnitud están prestos a actuar más de 100.000 policías, militares, bomberos y rescatistas. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: