Doble crimen en Casas Viejas está relacionado con el narcotráfico

16 de marzo de 2018 00:00

Como el montenegrino Fadil Kacanic (64) y la ecuatoriana Elsa Gallegos Chacón (63) fueron identificadas las dos personas asesinadas en la comuna Casas Viejas de la parroquia Chongón, de Guayaquil, este último miércoles.

El reporte preliminar de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) de la Policía, menciona que Kacanic recibió tres impactos de bala y Gallegos fue golpeada con un objeto contundente en la cabeza.

En el sitio se encontraron los indicios balísticos y una piedra usada para cometer los asesinatos, lo que hace presumir a los investigadores que las víctimas fueron ejecutadas en el sitio del hallazgo.

Además, las investigaciones posteriores condujeron a los agentes de la Dinased a una casa en la ciudadela Ceibos Norte, donde habitaban el extranjero y la ecuatoriana.

Al sitio, según el fiscal Víctor González, la noche del martes llegaron seis hombres con chalecos fosforescentes y se identificaron como policías. Los falsos agentes, quienes se movilizaban en tres automotores, presentaron una orden de allanamiento falsa e ingresaron para someter a las víctimas.

Aproximadamente tres horas permanecieron los supuestos gendarmes en la casa, de la cual se habrían llevado una fuerte cantidad de dinero escondida en “caletas”. Después condujeron al montenegrino y la mujer al sector donde los ejecutaron.

Kacanic, quien cumplía una sentencia de 10 años de reclusión por tráfico de drogas, se encontraba bajo el régimen de prelibertad.

El occiso había sido detenido el 7 de julio de 2009 en el aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil, con 17.891 gramos de clorhidrato de cocaína impregnada en 31 prendas de vestir que llevaba en su maleta y se dirigía hacia Ámsterdam, Holanda.

Kacanic desde 1991 ya estuvo relacionado con manejo de sustancias ilícitas en el condado de San Mateo, California. Asimismo, el 1 de mayo de 1999, Kacanic fue arrestado en Palo Alto, condado de Santa Clara en California, por robo, junto a dos hombres. (I)

Te recomendamos

Las más leídas