Corte remodelada mitigará los cuellos de botella

18 de diciembre de 2013 - 00:00

Para las primeras semanas de enero está previsto el traslado de las salas civiles (2), laborales (2), penales (3), contencioso administrativo (1) y de lo tributario (4) al edificio remodelado de la Corte de Justicia de Guayas, ubicado en las avenidas 9 de Octubre y Quito, en el centro de Guayaquil.

En el lugar funcionará un área central para recepción documental que, conforme a lo planificado, proveerá a los otros edificios judiciales con el fin de darle agilidad a los procesos, informó Bolívar Vergara, director provincial (administrativo) del Consejo de la Judicatura.

“Queremos terminar con todos esos cuellos de botella, si bien es cierto tenemos unidades desplegadas en toda la ciudad, queremos brindar un servicio adecuado al ciudadano que presenta un requerimiento para que sea atendido inmediatamente”.

El modelo de gestión cuenta con las herramientas informáticas (justicia 2.0) y seguridades necesarias para esta labor, dijo el funcionario.

A consideración del presidente del Colegio de Abogados del Guayas, Jimmy Salazar, este reordenamiento beneficiará a la ciudadanía, pues al momento uno de los problemas que enfrentan es el retraso en el despacho de causas, esto muchas veces como producto de que no se ha establecido un lugar central para presentar escritos, pues les ha tocado trasladarse por toda la ciudad cumpliendo esta tarea.

“El plan es bastante innovador en cuanto a la administración de justicia y estamos de acuerdo, pero también somos críticos cuando se presentan inconsistencias porque todavía hay retrasos”.

Salazar opinó que este trabajo rendirá frutos siempre y cuando el rendimiento del equipo humano vaya al ritmo de la tecnología implementada, por lo que espera que continúe el incremento de jueces para despachar la carga procesal retrasada por algunas décadas.

El abogado en libre ejercicio Jorge Freire, expresó que mientras el sofisticado sistema garantice la celeridad de los procesos, será muy útil, pero piensa que no se debe perder el contacto directo con los operadores de justicia.

Freire manifestó esto en relación a la actual práctica que no permite que las partes tengan comunicación con los secretarios y ayudantes de juzgados, pues estima que la presencia de los defensores da impulso a las diligencias.

El modelo de gestión incluye edificios diseñados para que las partes procesales no tengan contacto con los miembros de los juzgados o tribunales hasta el momento de la audiencia, para evitar presiones de cualquier tipo y garantizar transparencia en los dictámenes.

El profesional está de acuerdo en ese sentido, pero a su criterio el método solo debería incluir a los jueces, pues ellos son quienes finalmente emiten resoluciones, no así sus asistentes, sin embargo consideró que si el sistema funciona no habrá problemas.

Seguridad en la Corte
El edificio, como todos los de la Judicatura, contará con un sistema de seguridad que puede detectar las sobrecargas metálicas. De esta manera se evitarán las falsas alarmas de bombas, sobre todo las que se daban cuanto se desarrollaban diligencias de gran importancia, explicó Vergara.

“Si ingresa con una hebilla no va a sonar de una manera tan abrupta como si ingresa con un arma de fuego u otro objeto”, detalló el Director, y explicó que además el equipo de control estará presto a verificar que todo se encuentre en orden, pues en ningún caso se arriesgará la integridad de los usuarios.

Vergara mencionó también que a la Corte de Justicia del Guayas regresarán los casilleros físicos que permanecen desde inicios de este año en el eficio Makro del Centro Comercial Albán Borja, y que además estrenarán una biblioteca abierta al público.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: