Corte en Texas deja libre a un asesino de una “scort”

13 de junio de 2013 - 00:00

Recurrir a la fuerza y provocar con ella la muerte, si es para evitar el robo de propiedad privada, siempre y cuando esto suceda de noche, es legal. Al menos así lo ha señalado un jurado popular en Texas, al absolver a un hombre  de todos los cargos a los que se tuvo que enfrentar tras provocar la muerte de una joven “scort” (acompañante remunerada) que no quiso acostarse con él.

El polémico caso y más aún la controversial decisión del jurado popular tiene como antecedente un hecho ocurrido en la Nochebuena de 2009 y que involucra a Ezekiel Gilbert, el supuesto asesino hoy liberado de toda culpa, y  Lenora Ivie Frago, una  “scort” profesional de 23 años, la víctima.

La acompañante remunerada es, en Estados Unidos, una mujer a la que un cliente paga por acudir con él a reuniones, salidas a otra ciudad u otros asuntos. La contratación puede incluir o no sexo, pero eso no es algo intrínseco en el acuerdo.

Ocurre que aquella Nochebuena el texano Ezekiel Gilbert, entonces de 26 años, había encontrado a Leonora a través de la web Craiglist, donde ciudadanos individuales ofrecen todo tipo de bienes y servicios. En este caso, Frago ofrecía su compañía y los dos acordaron que esta valía 150 dólares por unas horas.

Todo iba bien, pero cuando Lenora se negó a tener relaciones sexuales con Gilbert, este sacó una pistola y le disparó en el cuello. La mujer quedó paralizada y, meses después, murió de complicaciones relacionadas con el incidente.

Ahora, 3 años y medio después, el delirante razonamiento es que, en ese Estado (Texas), si el hecho sucedió de noche, no hay culpa alguna. Menos aún si ella se fue “sin cumplir” su parte del trato, es decir, tener relaciones sexuales.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: