El conflicto por mudanza judicial, en vías de solución

- 10 de octubre de 2018 - 00:00
La Unidad de Flagrancia ayer seguía atendiendo al público en la Unidad Penal del centro comercial Albán Borja.
Foto: Fabrizzio Obando Laaz / El Telégrafo

El Presidente del Consejo de la Judicatura anunció una reunión entre el delegado de la entidad y la comandante de la Zona 8 de Policía para que se traslade Flagrancia.

Funcionarios del Consejo de la Judicatura (CJ) se reunieron este martes 9 de octubre con la general Tanya Varela Coronel, jefe de la Zona 8 de Policía, para solucionar el conflicto por la mudanza de la Unidad de Delitos Flagrantes de Guayaquil, ubicada en los predios del Cuartel Modelo.

El presidente de la Judicatura, Marcelo Merlo, recordó este martes 9 de octubre que hace un año el organismo rector de la justicia en el país suscribió un convenio de cooperación institucional con el Ministerio del Interior.

Según el funcionario, en el acuerdo entre el CJ y el Ministerio del Interior se comprometieron a readecuar la planta baja, y el primer y segundo piso de la Unidad de Vigilancia Comunitaria (UVC) de la Policía.

En 2012, el CJ y el Ministerio del Interior firmaron un convenio de cooperación que determinaba que el funcionamiento de la Unidad Judicial de Delitos Flagrantes sería en la UVC del Cuartel Modelo para ampliar el servicio judicial a la ciudadanía con la integración de más jueces, tribunales penales y salas de audiencias.

En ese entonces actuaron como representantes de las instituciones comprometidas, José Serrano y Ledy Zúñiga, exministros del Interior, y de Justicia, así como el presidente del CJ, Gustavo Jalkh.

La remodelación del edificio empezó el año pasado y le costó al Estado $ 3’848.101,89. En octubre, el exministro César Navas recorrió las instalaciones para ver el avance de las obras.

Una vez concluida la rehabilitación del edificio del Cuartel Modelo de Policía, el Consejo de la Judicatura dispuso, la semana pasada, que la Unidad de Flagrancia del Albán Borja se trasladara al remodelado edificio.

Sin embargo, la comandante Varela no permitió la mudanza y los fiscales regresaron al Albán Borja. Ante este conflicto, Merlo dijo que hubo “una descoordinación lamentable. Una vez que  hable con las autoridades del Ministerio del Interior entiendo que el problema estará solucionado”.

“La comunidad guayaquileña merece que en materia de administración de justicia se le ofrezcan instalaciones adecuadas y por eso este convenio tiene que cumplirse”.

Indicó que la general Varela no estaba enterada de la mudanza de Flagrancia ni del convenio ni de los detalles. Sin embargo, el Presidente Transitorio del CJ no precisó la fecha para el traslado del personal ni de los equipos informáticos de la Unidad de Flagrancia al edificio del Cuartel Modelo de Policía, por tanto los fiscales continuarán con la recepción de denuncias y con las audiencias flagrantes en el edificio de la Función Judicial, ubicado junto al centro comercial Albán Borja.

Los abogados y usuarios pidieron el fin de semana más difusión sobre la fecha del cambio de flagrancia. (I)

-------------------------

Para mediar en colegios la curia se une a la Judicatura

El Consejo de la Judicatura y la Arquidiócesis de Guayaquil firmaron un convenio institucional por una cultura de paz.

El doctor Marcelo Merlo Jaramillo, presidente de la Judicatura, tras analizar la violencia existente en la sociedad, desde el hogar hasta las unidades educativas, formuló votos para que la cultura de la paz y la solución de conflictos a través de la mediación sean más frecuentes.

Según Merlo, la firma del acuerdo permitirá formar centros de mediación de conflictos en escuelas y colegios, lo cual se complementará con la formación de mediadores escolares.

El plan será implementado en 29 centros educativos regentados por la curia guayaquileña. “En 30 días tendremos a los capacitadores trabajando con los mediadores escolares en los centros educativos de la red educativa arquidiocesana”.

Aproximadamente 50 mil ciudadanos serán formados en la solución de conflictos, agregó Merlo Jaramillo.

Andrés Carrascosa, nuncio apostólico, señala que el proyecto es novedoso y beneficia a la población estudiantil de esta jurisdicción. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: