30-S: en 4 años se han emitido 29 sentencias y hay 54 causas activas

16 de enero 16:25

Un total de 54 causas referentes al intento de golpe de Estado del 30 de septiembre de 2010 (30-S) se encuentran activas.

Según informes de la Fiscalía General del Estado, de ese número de procesos, 29 iniciaron indagación previa; 6 están en instrucción; 2 en etapa de intermedia; 3 en etapa de juicio; 7 con recursos de nulidad de apelación, y 7 en casación de sentencia.

Galo Chiriboga, fiscal general de la Nación, detalló esta mañana que luego de 4 años se han emitido 29 sentencias, a través de las cuales se condenaron a 108 personas a escala nacional (entre civiles, servidores públicos, policías y militares).

De estos dictámenes, 8 sentencias son de primer nivel (Tribunal Penal), 11 de cortes provinciales y 10 resueltas por casación.

Chiriboga reconoció que estas causas legales (activas y en proceso) no fueron judicializadas adecuadamente.

"Todas las causas nos llevan a una conclusión de que hubo un atentado a la democracia y ese atentado no fue judicializado en forma adecuada, ya que se difuminaron las causas cuando en realidad era un solo hecho, en opinión de la actual administración", dijo.

Chiriboga señaló que los delitos se sancionaron bajo la figura contra la seguridad del Estado. Pero, en opinión de la Fiscalía, esas faltas fueron "delitos medios" porque se trató de desestabilizar el régimen constitucional del país.

El fiscal añadió que el proceso legal sobre el 30-S se debió enfocar en 2 casos: el intento de magnicidio y el presunto intento de golpe de Estado.  Por ello, reiteró que se va a esperar hasta que concluyan las causas para recabar otros elementos.

Secuestro al presidente Rafael Correa

El Fiscal se refirió al libro del exjefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Ernesto González, quien señaló que en la jornada del 30-S no hubo un intento de golpe de Estado y que el presidente Rafael Correa no fue secuestrado.

Chiriboga reiteró que un secuestro es un acto que cumple características especiales. Indicó que en esos casos, la víctima no puede moverse con libertad, está retenida contra su voluntad y -ese día- se utilizaron armas para retener. Añadió que el propósito del secuestro es buscar algo. "En este caso se buscaba derogar algún acto legislativo", agregó.

La Fiscalía ha desclasificado varios documentos que fueron incluidos en el expediente, pero Chiriboga reconoció que aún faltan más archivos, sobretodo referente a la muerte de los militares y del agente del Grupo de Intervención y Rescate (GIR).

Añadió que el libro de González puede servir como un elemento adicional en la investigación, ya que advierte 2 cosas. Primero, que su autor define que el presidente Correa estuvo retenido; segundo que el Jefe de la Nación dispuso que se lo rescate.

"Todas esas informaciones las va a revisar el fiscal y veremos si es oportuno llamar a declarar (a González)", indicó.