12 casos de acoso sexual terminaron en sentencia

- 09 de junio de 2018 - 00:00
Foto: Internet

Las denuncias por este delito se incrementaron el año pasado en relación con 2016. Solo en cuatro meses de 2018 ya se registran 739, para tramitar.

“Una vez trató de levantar mi falda y me preguntó si llevaba ropa interior”. No lo consiguió, pero siguió intentándolo y tratando de alcanzar su objetivo”, reveló la asistente de producción que trabajó junto con Morgan Freeman en 2015 en el rodaje de Un golpe con estilo.

Ella y otras mujeres que colaboraron con el actor Morgan Freeman denunciaron el acoso sexual del que fueron víctimas.

En el ámbito laboral no solo se presenta el delito del acoso sexual, sino también en el académico. Hace dos años, en la Universidad Central del Ecuador, el docente William A. fue separado de la Escuela de Trabajo Social como consecuencia de las denuncias que presentaron 16 estudiantes que se sintieron acosadas por el maestro.

Las autoridades universitarias levantaron un expediente administrativo y junto con las denuncias de dos alumnas llevaron el caso al área penal, a la Fiscalía.

El delito de acoso sexual tuvo su repunte el año pasado con 2.067 denuncias, de las cuales 48 están en instrucción fiscal y en 12 ya hubo una sentencia. De enero a abril se registran 739 casos.

Según la doctora Glenda Ortega, jueza de Familia de la Unidad Judicial de Durán, con el acoso sexual se fuerza a la persona, emocionalmente se la perturba con gestos reiterados, actos, palabras y presiones físicas que atentan contra la tranquilidad de la víctima.

“El acoso sexual en caso de niños y adolescentes siempre tiene que denunciarse y cuidar principalmente que no sean revictimizados”, indicó.

Dentro de la violencia contra las mujeres está el acoso sexual laboral, que también lo sufren los hombres, sostuvo la jueza.

Mauricio Suárez, juez de la Sala de Familia de la Corte de Justicia de Guayas, considera que la relación de poder laboral, educativa o religiosa entre la víctima acosada y el victimario permite que este último realice actos contra su integridad sexual, ya sea pedidos lascivos, besos, caricias, etc., que no están dentro de la aceptación de la persona.

En torno a la demora de resolución de los casos de acoso sexual, explica que son difíciles de demostrar, pero una grabación del acto o un detector de mentiras serían de ayuda para conseguir las pruebas del caso.

Para la psicóloga Freya Montenegro, en el acosador sexual prevalece un trastorno narcisista, “son personas frías y calculadoras, que desean ejercer poder, obligar a que otros hagan algo en contra de su voluntad y ser obedecidos”.

Agrega que el acosador no considera que se comporta mal, sino que es el otro el que provoca.

En el escándalo mundial que involucró a Freeman, el laureado actor terminó pidiendo perdón y disculpas a las mujeres que ofendió con su comportamiento. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: