Banda vulneró sistema de emisión de licencias

- 13 de marzo de 2018 - 00:00
Pese a las acciones policiales de inteligencia, los tramitadores aún ofrecen sus servicios en los alrededores de la Comisión de Tránsito, en Guayaquil.
Foto: Karly Torres / El Telégrafo

Una empleada civil de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) y siete personas más están procesadas por el delito de delincuencia organizada.

Los ocho integrantes de la red de tramitadores que fueron detenidos en el interior y exteriores de la sede de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), eran vigilados y escuchados por la Dirección General de Inteligencia (DGI) de la Policía, desde el 31 de octubre de 2017.

La fiscal María Coloma Pazmiño, quien dirige la investigación, señaló que el grupo delictivo vulneró el sistema informático de la CTE para emitir licencias falsas y reducir las multas y puntos por infracciones de tránsito.

“Encontramos la máquina para emitir las licencias falsas. Ellos entraron al sistema informático y, por ejemplo, si un ciudadano tenía una multa de $ 470, bajaban la cifra a  $ 250”, indicó Coloma, miembro de la Fiscalía de Delincuencia Organizada, Transnacional e Internacional (Fedoti).

Además, si un ciudadano no pasaba las pruebas para obtención o renovación de una licencia de conducir, los tramitadores los contactaban y les pedían dinero para al día siguiente entregarles el documento habilitante para manejar un automotor.

“Por este motivo hemos recabado de los archivos de la institución las identidades de los funcionarios que intervinieron en esos procesos”, manifestó la fiscal Coloma.

En la audiencia de formulación de cargos, la Fiscalía acusó a los detenidos del ilícito de delincuencia organizada y el juez de turno dio paso a la instrucción fiscal.

Según el Código Orgánico Integral Penal (COIP), el tipo penal mencionado es sancionado con una pena privativa de libertad de siete a 10 años.

Las investigaciones también revelaron que la banda delictiva operaba desde dos ciber cafés. “Las interceptaciones (telefónicas) determinaron que la red delictiva cobraba como mínimo $ 200 por la emisión de las licencias falsas, sin considerar el pago de la especie de renovación”, detalló la funcionaria.

El director ejecutivo de la CTE, José Gálvez Valderrama, colaborará con la Fiscalía para desbaratar la red de corrupción, donde una colaboradora del departamento de emisión de licencias está presa.

Para este fin, el funcionario solicitó que solicitó a la Fiscalía que implemente una brigada en la CTE para que recepte denuncias e indague supuestos hechos ilegales.

Gálvez indicó también que ofició al Municipio para que revoque los permisos municipales de los ciber que existen en los alrededores del edificio de la CTE. El ente está situado en las calles Chile entre Cuenca y Brasil.

Además, Gálvez dijo que pidió a la Policía de la Zona 8 que sean sus miembros quienes controlen el ingreso y salida de personas en el área de brevetación y su entorno. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: