84 azuayos lideran lista de perdidos fuera del país

- 14 de mayo de 2018 - 00:00

La Comisión Ocasional de Desaparecidos de la Asamblea define esta semana la fecha del viaje a Perú, por la desaparición de Nathaly Salazar.

El taxista Daniel Ávila, de 44 años, oriundo de Gualaceo, provincia de Azuay, consta en la lista de ecuatorianos desaparecidos en el exterior.

El profesional del volante pagó $ 10.000 a un coyotero. El 29 de noviembre de 2017 salió desde Gualaceo con destino a Guayaquil, donde abordó un avión que lo trasladó a Panamá.

Durante el viaje Daniel conoció a un coterráneo azuayo, Anthony Bueno, del cantón Sígsig. Los dos amigos partieron a Guatemala y después a México, donde los secuestraron, luego escaparon y avanzaron hasta la frontera entre México y Estados Unidos

Hasta ese destino se conoció de la existencia de ambos azuayos, de ahí sus familiares desconocen si están vivos o muertos. Su estado es de desparecidos.

Los cinco ecuatorianos, entre ellos Daniel Ávila, que de enero a abril de este año desaparecieron, ya forman parte de la lista que maneja el Viceministerio de Movilidad Humana.

La semana pasada la Comisión Ocasional para atender los casos de personas desaparecidas de la Asamblea, liderada por Absalón Campoverde, se reunió con representantes de la Cancillería y el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana a fin de conocer los mecanismos que activaron para acompañar las investigaciones en asuntos de ecuatorianos perdidos en el extranjero.

José Luis Jácome, ministro de Relaciones Exteriores subrogante, dijo que los casos de desaparecidos son conocidos en la medida en que la familia interpone una denuncia.

Explicó que la mayoría de desapariciones se ubican en el contexto de la migración riesgosa. Entre 2008 y marzo 2018 se registraron 168 casos de ecuatorianos desaparecidos en el exterior.

La lista la lideran los azuayos, los cañarejos, moronenses y chimboracenses. Los lugares donde se presume que desaparecieron son las fronteras México-Estados Unidos, Colombia y Guatemala, dijo.

“Cuando la Cancillería recibe una denuncia activan protocolos de búsqueda, uno de ellas es obtener información de la persona desaparecida con organismos de socorro, luego se oficializa al Estado y solicitan un pronunciamiento oficial. Además verifican si la persona se registró en un consulado”, indicó el funcionario.

Caso de Nathaly Salazar
La Comisión también pidió respuestas a la representante del viceministerio de Movilidad Humana sobre el caso de la ecuatoriana Nathaly Salazar, que desde el 2 de enero de 2018 está desaparecida en Cuzco, Perú.

Paola Escobar, viceministra de Movilidad Humana, dijo que hubo contacto permanente con la familia Salazar Ayala y con las autoridades de Perú y España.

Más allá de que los familiares, desde un primer momento, pidieron la ayuda del gobierno de España, la Cancillería ecuatoriana activó vías de comunicación entre Perú y España, con el propósito de coordinar esfuerzos para la búsqueda, localización y esclarecimiento de la fase investigativa. “El proceso no está en Ecuador, pues la familia activó la búsqueda a través del gobierno español”.

La funcionaria declaró que a través de un comunicado del Ministerio del Interior conoció que las autoridades peruanas no requerían ayuda de los grupos especializados de la Policía Nacional, puesto que desplegaron los equipos técnicos para el caso.

María Esther Cuesta, asambleísta del exterior y miembro de la Comisión, mencionó que la familia de Nathaly no recibió asistencia legal, pues ellos cubren los gastos del abogado.

Dijo que el Embajador de  Ecuador, en Perú, nunca recibió a los padres de Nathaly.

La legisladora solicitó a la Cancillería que gestione la pericia del celular de Nathaly, que es el único objeto que tiene como evidencia la Policía del Perú, pero aún no se ha analizado el contenido.

Tamara Salazar Ayala, hermana de la desaparecida, por videoconferencia manifestó a los comisionados que las autoridades ecuatorianas los han desamparado y que no es cierto que Nathaly “entró como española  a Perú, ella lo hizo como ecuatoriana”.

“Pido que intercedan con las autoridades peruanas para que retome el caso el primer fiscal, pues hace un mes pusieron a otro investigador que desconoce las diligencias efectuadas”, dijo la joven Salazar, que lleva una campaña internacional en las redes sociales en la que pide justicia para Nathaly.

Acciones de autoridades
Jácome solicitará al Embajador de Ecuador en España que se reúna con la familia  Salazar Ayala.

Además, el diplomático consideró que las versiones de Jainor H. y Luzgardo P., presuntos responsables de la desaparición de Nathaly, son contradictorias, lo que dificulta las investigaciones. “Las autoridades creen que los acusados quisieron desaparecer y ocultar pistas, pues no arrojaron el cuerpo al agua. Esta sería una estrategia para distraer la atención”.

El asambleísta Campoverde planificará un viaje a Cuzco para reunirse con operadores de justicia, autoridades diplomáticas y la policía a fin de conocer los avances en la investigación sobre la desaparición de Nathaly.

Campoverde indicó que esta semana la comisión  tratará el tema del viaje, así como el cronograma de actividades. Además, se reunirá con la presidenta de la Asamblea Nacional, Elizabeth Cabezas, para gestionar un presupuesto para trasladarse al vecino país.

Como Nathaly, hay otros ecuatorianos que siguen desaparecidos y sus familiares los reclaman vivos o muertos.

Por ejemplo, Karina, de 20 años, y Mishel, de 18, hijas del taxista Daniel Ávila.

Ellos exigen a las autoridades que les ayuden en la búsqueda para saber si su padre está con vida y si no lo está darle  cristiana sepultura en Gualaceo. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: