Autoridades le apuntan a la labor común y a lo disuasivo

- 20 de mayo de 2019 - 00:00

Los recurrentes incidentes que agobian a las cárceles del país provocaron que el Ejecutivo, este 16 de mayo, declare el estado de excepción en el sistema, en donde se estipula la coordinación de las Fuerzas Armadas, Policía Nacional y del Servicio de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y Adolescentes Infractores.

El último en referirse al tema fue el vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner. Confirmó que la presencia militar será en los exteriores de las cárceles.

De allí que quedó claro que en la parte interna la seguridad estará a cargo de la Policía y los agentes de seguridad penitenciaria. “Estamos trabajando en eso y se empezará a aplicar sitio por sitio”,  señaló el lunes pasado.

Con esto se ratificó lo dicho por Ernesto Pazmiño, director del Servicio de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad. Manifestó que la presencia de los militares será durante la declaratoria de emergencia para que ayuden en el control (requisa)  de objetos prohibidos en el exterior de los cárceles, entre ellos, el de armas, que es una de las atribuciones de las FF.AA.

Resaltó que este es un tema disuasivo: la delincuencia mira que están en los exteriores de las cárceles y no se atreven a hacer de las suyas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: