Joven defendió a su esposa y obrero lo mató

- 05 de julio de 2018 - 00:00
Los familiares de las víctimas y la Policía recorrieron la zona para verificar si los sospechosos estaban cerca.
Foto: Karla Naranjo / El Telégrafo

El primo de la víctima quedó herido de bala, pero ya está fuera de peligro. La Policía detuvo a un sospechoso que trabajaba en el noroeste de Guayaquil.

Una persona que, supuestamente, trabajaba como obrero en las polvorientas calles de la cooperativa Paraíso de la Flor es el sospechoso de quitarle la vida a José Santiago Mancheno Morán.

La víctima, de 25 años, salió de su casa, a las 07:30 de este miércoles 4 de julio, para dirigirse al trabajo y a pocos metros de la puerta discutió con el jornalero que -según testigos- se refirió de forma irrespetuosa a su esposa.

El altercado continuó mientras subían por una loma que lleva a la vía principal del bloque 4 de la citada cooperativa popular, en el noroeste de Guayaquil.

El joven llegó a la casa de su primo Wilson, con quien se crió como un hermano, y le contó lo que ocurría. Cuando salieron juntos para continuar el trayecto, un compañero del obrero con el que discutió sacó un arma y les disparó. Luego huyeron.

Javier Cedeño, amigo de las víctimas, dijo que los atacantes vestían chalecos y cascos. Antes ya los habían visto por la zona.

Santiago y Wilson quedaron heridos. El primero falleció cuando lo trasladaban al hospital y el segundo se recupera.

La madre de Santiago murió cuando él tenía 7 años. Desde ahí lo crió su tía Lucía Morán, quien por eso no lo considera como un sobrino, sino como hijo. “Él vivió aquí conmigo hasta que ya se hizo de compromiso. Tiene un hijo de 4 años y era el sustento de su casa”.

La apenada mujer contó que Santiago era trabajador y laboraba como soldador en una empresa.

Víctor Zárate, jefe de Policía del Distrito Nueva Prosperina, informó que las investigaciones preliminares revelan que la riña fue porque uno de los obreros le faltó el respeto a la cónyuge del ciudadano que falleció. “El esposo la defendió y uno sacó un arma y le disparó. En el sitio se levantaron cinco indicios balísticos”.

El oficial agregó que un ciudadano identificado como Wilmar C. H., de 21 años, fue capturado como sospechoso de participar en el crimen.

El individuo estaba en el portal de una vivienda, situada en la cooperativa Nuevo Guayaquil, a unos dos kilómetros del lugar del asesinato.

“Aunque no se le encontró el arma, un familiar que vio cuando les dispararon a los jóvenes lo reconoció”.

Muerte violenta en Yaguachi

Otras dos personas fueron baleadas, la madrugada de este 4 de julio, en la Cdla. Rito Nieves, en la parroquia Virgen de Fátima, en el cantón Yaguachi, provincia de Guayas.

Alcides Ramírez contó que las víctimas viajaban en una moto cuando otros motorizados se acercaron para robarles. “Pero no se dejaron y les dispararon”.

El fiscal Patricio Toledo informó que el fallecido tenía una orden de captura vigente (no precisó el delito) y para evitar ser detenido empleaba una cédula de identidad falsa.

“A él lo acompañaba un menor, que también quedó herido, pero ya está fuera de peligro”. (I)

----------------------------------

Dos hombres ejecutados en vía desolada de Esmeraldas

Aún no son identificados los cadáveres de dos hombres hallados -la mañana del martes 3 de julio- en la vía de ingreso al recinto Sálima, en la parroquia Tonsupa del cantón Atacames, en la zona sur de la provincia de Esmeraldas.

De acuerdo con un reporte de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Secuestros, Extorsiones y Desapariciones de Personas (Dinased), los cuerpos presentaban heridas de arma de fuego en la cabeza. Además estaban amordazados con cinta de embalaje y las manos y los pies amarrados con cuerdas de plástico.

La vía donde fueron halladas las víctimas es poco transitada. Las personas que los encontraron caminaban por ahí para tomar el primer bus que los llevara a sus sitios de trabajo y estudio.

El personal del Departamento de Criminalística de la Policía llegó al lugar para recabar indicios. La vía a Sálima, está ubicada a 700 metros del redondel de la Virgen, en el paso lateral que une el balneario Tonsupa con la parroquia Súa.

En medio de decenas de curiosos que se concentraron en el sitio, los cadáveres fueron trasladados hasta el Centro de Investigación Forense de Esmeraldas, ubicado en la isla Luis Vargas Torres, hasta que llegaran familiares a reconocerlos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: