Ecuador, 07 de Julio de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Una banda desarticulada la semana pasada en el norte de la ciudad engañaba a jubilados

Alerta en Quito por estafas a personas de la tercera edad

Delincuentes rondan las zonas bancarias para tratar de estafar a personas de la tercera edad.
Delincuentes rondan las zonas bancarias para tratar de estafar a personas de la tercera edad.
Foto: Mario Egas / El Telégrafo
02 de mayo de 2016 - 00:00 - Redacción Justicia

A sus 69 años Eva Lucía Rivera no recuerda haber sido víctima de la delincuencia, sino hasta hace apenas 3 meses, cuando 2 mujeres le robaron $ 3.500 que tenía guardados en su cuenta de ahorros.

La mujer dijo que una señora de aproximadamente 35 años la interceptó cuando caminaba por el Centro Histórico de Quito, para preguntarle si conocía dónde cambiaban  monedas extranjeras.

Ella le contestó que no conocía y enseguida otra mujer, “que ahora sé que era su cómplice, se  acercó y se integró a la conversación”, contó Eva.

La primera mujer les dijo que tenía monedas de libras esterlinas que dejó su marido recientemente fallecido y necesitaba venderlas, porque quería comprar un terreno en San Gabriel, en la provincia de Carchi, de donde adujo que venía, por eso no conocía la ciudad, recordó

La otra, supuesta cómplice, indicó que sabía de un sitio a pocas cuadras  sobre la calle Guayaquil y convencieron a Eva de que las acompañe. “Ella rogó que la ayudemos, pues estaba perdida y tenía miedo de que le roben y además daría 3 monedas a cada una”, agregó.

La señora de las monedas subió a un local donde supuestamente estaba la casa de cambios, y bajó al rato y les indicó que pagarían $ 500 por cada una. Pero necesitaba una cuenta de Banco para que le hagan el depósito por la venta y le suplicó a Eva que le preste el número de cuenta para la transacción, a cambio le daría 10 monedas, dijo.

Luego le indicaron que para que no haya problema, saque lo que estaba depositado, así sería más rápido. Eva aceptó, las llevó a la agencia del banco y retiró $ 3.500 que tenía ahorrados.

La mujer le agradeció y dijo que como muestra de aprecio le regalaba una bolsa bendecida y que si ponía la plata allí, se le multiplicaría. Convencida puso el dinero que sacó en esa cartera; luego le dijeron que se vaya rápido porque le podrían robar, y le ayudaron a parar un taxi. Pero al llegar a la casa se percató de que la bolsa estaba llena de papeles.

Banda integrada por mujeres

Denuncias similares motivaron a la Policía a descubrir un grupo delictivo que estafaba especialmente a personas de la tercera edad, y tras varios meses de seguimiento apresaron a los 7 integrantes, entre ellos 4 mujeres.

El viceministro del Interior, Diego Fuentes, indicó que los delincuentes operaban en las afueras de los bancos: “Dos integrantes de la organización ingresaban para identificar a personas de la tercera edad que cobran sus pensiones jubilares, los seguían y afuera los abordaban”.

Fuentes señaló que los estafadores se identificaban como personas que les podían ayudar con el aumento de sus pensiones jubilares, entre  $ 150 y $ 200 mensuales, pero primero debían realizar un trámite con un supuesto oficial de policía.

La víctima se reunía con el mencionado oficial; tras presentar falsas identificaciones, él le explicaba que para obtener el aumento de la pensión jubilar no debía tener dinero en su cuenta bancaria, razón por la cual debía retirarlo y entregarle al falso oficial el monto que sea.

Este acercamiento a sus víctimas contaba con una actuación. Las mujeres que integraban la organización se acercaban al supuesto oficial de policía en presencia de las víctimas y le entregaban fajos de dinero agradeciendo por el trámite realizado.

El falso oficial abandonaba el lugar, y parte de los integrantes de la banda se dispersaban por el sector. Dos de ellos acompañaban a la víctima al interior de la entidad bancaria para que realice la transacción y les entregara el dinero, que ascendía a sumas desde los $ 300 hasta los $ 8.000.

Cindy Montenegro, funcionaria de la Fiscalía y una de las coordinadoras del operativo de captura, indicó que la investigación se inició a partir de 6 denuncias presentadas por los perjudicados.

Pero los agentes sospechan que podrían haber más estafados por esta banda delictiva, por lo menos 10 personas. Además están tras la pista de otro grupo que opera bajo este método en Quito. (I)

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media