Durante el encierro, las agresiones aumentaron

La Fiscalía General y la Secretaría de Derechos Humanos ofrecen asistencia a las víctimas de violencia física y/o psicológica. El servicio es gratuito.
28 de abril de 2020 00:00

27 de marzo de 2020: Paula Salazar (4 años) murió a causa de golpes; 29 de marzo: Katty M. Briones (24 años) fue encontrada sin vida; 9 de abril: Brigith Tituaña (22 años) fue asesinada.

Son muertes violentas registradas en el aislamiento obligatorio durante el estado de excepción por la emergencia sanitaria del covid-19.

Las agresiones contra la mujer y la familia no se han reducido. Al contrario, “el aislamiento triplicó la vulnerabilidad. El hogar se convirtió en un espacio donde se legitimó la violencia”, alertó Juana Fernández, experta en Género de la Fiscalía General.

Los casos se evidenciaron luego de un informe del ECU-911 que detalló que en marzo último hubo 8.196 llamadas por violencia contra la mujer o la familia.

De ese número, 5.258 comunicaciones fueron entre el 1 y el 16 de marzo, antes del Decreto Ejecutivo. En cambio, entre el 17 y 31 de marzo hubo 2.938 llamadas.

El Sistema de Actuaciones Fiscales refleja ese problema.

Entre el 16 de marzo y 19 de abril se reportaron 171 denuncias por abuso sexual; 8 por acoso sexual y otras 154 por violación.

En cuanto a violencia física y psicológica contra la mujer o miembros de la familia, se reportaron 344 quejas (ver cuadro).

Denuncias en la web de Fiscalía
Ante este panorama, la Fiscalía habilitó en su página web una opción para receptar las denuncias en estos casos.

Las víctimas o testigos deben ingresar a www.fiscalia.gob.ec. Ahí aparece la opción “Denuncia”; al dar click se despliega un detalle de cada uno de los delitos.

Después aparece un formulario. Los interesados deben completarlo con los datos que pide el documento (nombres, apellidos, lugar de los hechos, provincia, etc.).

El documento se redirecciona a las fiscalías provinciales. Si se trata de un delito, la Fiscalía inicia el trámite correspondiente; si es una contravención, se redirecciona a las unidades judiciales.

Fernández añadió que se trata de un sistema amigable. Explicó que para atender las quejas hay 308 fiscalías activas de Derecho de Género que hacen turnos rotativos.

Otros mecanismos de ayuda
Hay otros canales de denuncia para las víctimas, advirtió Cecilia Chacón, secretaria de Derechos Humanos.

Además del número de emergencia 911, las víctimas pueden llamar al 1-800 Delito (335486).

Chacón explicó que a través de esas líneas la Secretaría atendió -hasta el momento- 1.622 casos en los que se ofreció asistencia psicológica y promoción social.

En otros casos se ofrecen alternativas como colocación de botones de pánico, gestión de boletas de auxilio, salida del agresor del domicilio (medidas administrativas de protección). 

Fernández y Chacón advirtieron que en ningún caso se recomienda a las víctimas que regresen con el agresor.

Ante estas situaciones, se les ofrece protección integral. Para ello se cuenta con 16 centros y cinco casas de acogida, en donde se deriva a las víctimas, y se realiza seguimiento de cada caso. (I)

Contenido externo patrocinado