Entrevista / rené ramírez / titular de la secretaría nacional de educación superior, ciencia, tecnología e innovación

“Yachay es la universidad que menos recursos ha recibido”

- 08 de agosto de 2015 - 00:00

Entrevista / rené ramírez / titular de la secretaría nacional de educación superior, ciencia, tecnología e innovación

Diez proyectos de investigación, 14 artículos en revistas científicas, 610 alumnos y 65 docentes con Ph.D es el patrimonio académico de Yachay Tech. Desde la semana pasada, la universidad ha sido objeto de críticas por un “excesivo gasto en contrataciones y sueldos”.  El secretario de la Senescyt, René Ramírez, responde a los cuestionamientos y asegura que serán implacables si descubren irregularidades. Eso sí aclara que se trata de la institución superior pública que menos fondos recibe del Estado.

1. ¿Por qué un Yachay en Ecuador?

Cada 5 años se duplica el conocimiento a nivel mundial; nuevo conocimiento. Esto implica que países que no generamos conocimiento, cada 5 años somos el doble de ignorantes y de dependientes. Como sociedad e individualmente podemos tomar la decisión de no formar parte de la sociedad del conocimiento, la innovación y la creatividad. Lo que no podemos hacer, si decidimos deliberadamente no entrar en la sociedad del conocimiento, es dejar de entrar en la sociedad de la ignorancia. La Revolución Ciudadana ha entendido que no tenemos alternativas. O buscamos acortar distancias cognitivas o quedamos aislados como país. El intercambio desigual en este nuevo orden mundial no solo es de bienes y servicios. Tampoco es ecológico, y me refiero a ese proceso transaccional asimétrico en el que los países más industrializados y su estilo de vida funcionan a costa de la desmaterialización de los del sur. Este intercambio injusto es sobre todo cognitivo-informático.
Yachay no es un esnobismo. Yachay es libertad y soberanía. Es una necesidad imperiosa de nuestro pueblo para poder emanciparnos y vivir dignamente en el mundo del siglo XXI. Más innovación, más investigación y más producción propia es lo que Ecuador necesita.

2. ¿Qué es Yachay, entonces?

Cuando hablo de Yachay pienso en el ecosistema científico, tecnológico y de innovación del país, lo cual implica una interconexión colaborativa entre el sistema universitario actualmente existente y el resto de la sociedad con objetivos comunes a resolver. La ciudad del conocimiento Yachay y Yachay Tech son parte de este ecosistema, donde se pretende concretar un parque científico que permita desarrollar emprendimientos tecnológicos. Si bien pocas flores, puede ser la señal de un cambio de estación, sabemos perfectamente que estas por sí solas no hacen la primavera. No puede pensarse Yachay sino se piensa en un sistema de educación general y superior innovador.

La Innópolis Yachay es una apuesta a romper con la historia del Ecuador. Simbólicamente, constituye un pacto nacional por la construcción de la sociedad del conocimiento y la innovación, en donde trabajan de la mano sistema universitario, productivo, Estado emprendedor y actores sociales. La inversión en educación en general y en superior en particular sin una articulación con el sistema de innovación científico-tecnológica que esté, a su vez, articulado al aparato productivo, no conlleva a una mejora productiva sustantiva y sistemática. Yachay siempre fue pensada además en el marco de la estrategia de desarrollo nacional. Por nombrar 2 ejemplos: no es casualidad que la mitad de su territorio sirva para hacer investigación científica o mejorar la productividad agrícola. La agricultura es el sector que mayor población económicamente activa tiene (30%).

No es casualidad que existen carreras articuladas para el sector farmacológico donde importamos aproximadamente 1.200 millones de dólares y no existe investigación ligada al perfil epidemiológico del país dado que para las transnacionales no es rentable producir fármacos que solucionan las denominadas “enfermedades olvidadas”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   

 

3. ¿Hubo despilfarro en Yachay?

Yachay Tech es la universidad que menos ha recibido recursos públicos del Estado en todo el sistema universitario. En 2014 recibió $ 5 millones. Este dato lo dije al diario El Universo, pero como es un medio de comunicación que no busca informar sino hacer daño, ni lo mencionó. Ahora bien,  el nivel salarial puede parecer exorbitante para nuestro medio, es cierto, pero es bajo si comparamos con las universidades de nivel mundial. Es necesario aclarar que la norma rige para todo el sistema universitario, no es exclusivo para Yachay Tech, la única condición es que cumplan los requisitos académicos. Personalmente si hubiera estado en los zapatos de Fernando Albericio no hubiese ni votado a favor ni ejecutado la política de viáticos. Pedimos a Contraloría una auditoría integral y es esta institución que debe determinar si existe cualquier irregularidad. Seremos implacables y no habrá tolerancia alguna de existir cualquier irregularidad.

4. ¿Producen desigualdad social tales remuneraciones?

Por cada dólar que se invierte en científicos como los de la Comisión Gestora se tiene $ 10 de beneficio para el país. Es una inversión que nos permite cerrar brechas cognitivas en doble sentido. Antes los únicos ecuatorianos con acceso a conocimiento de punta eran aquellas clases económicas que podían pagar la educación de sus hijos en el exterior o los que tuvimos la suerte de ganar becas pagadas generalmente por un país o institución de afuera. Hoy además de la política de becas, con la que hemos enviado 10.880 estudiantes a las mejores universidades, buscamos conectarnos con las redes globales trayendo científicos de alto nivel a  Ecuador. El país es uno de los más abiertos en términos comerciales de la región, pero más cerrados en los circuitos científicos.

La misión de la Comisión Gestora es conectarnos con esas redes mundiales: traer inversión de empresas para que realicen transferencia tecnológica, proyectos de investigación, buscar filántropos que quieran donar recursos, y conectarnos con universidades y académicos que difícilmente vendrían si no hay personas con prestigio científico que respalden la institución. Hagamos un símil: no cualquier jugador puede jugar con Messi o Ronaldo. Si queremos jugar en las ligas mundiales de la academia debemos tener jugadores de esta talla para intentar ser parte del equipo. Paola Ayala, decana de Física, me indicó que es casi un hecho la llegada del instituto Max Planck, de Alemania (considerado  el mejor del mundo en su área) a instalarse en Yachay. Está por concretar una inversión de aproximadamente $ 14 millones de Japón para el laboratorio de nanomateriales. Esta semana se firmó una colaboración con la Universidad North Carolina State por $ 140 millones en transferencia tecnológica para el sector textil, que incluye una biblioteca de materiales, colores y tintes de acceso abierto, certificación sobre tecnologías textiles e intercambios de estudiantes. Nunca debemos olvidar que Yachay es una universidad pública. Los estudiantes no pagan un centavo. El 72% vive en familias que al menos uno de los padres nunca fue a la universidad. De estos, aproximadamente, el 50% es de primeras generaciones en asistir a la universidad. Lo que está sucediendo es una distribución del conocimiento científico a familias de escasos recursos.   

5. ¿Por qué su hermano trabaja en Yachay?

Creo fielmente en la meritocracia. Jamás movería un dedo para que se contrate a nadie. Las universidades tienen autonomía y en ese marco deben cumplir la norma y requisitos para ser profesor. El propio Albericio declaró que mi hermano tiene un currículo extraordinario: Ph.D, maestría y más de 50 publicaciones. Ha impartido clases en universidades nacionales e internacionales generalmente de posgrado. Lo contrario a lo que maliciosamente un grupo de oposición opina, teniendo todos los méritos ha sido perjudicado por ser mi hermano. Le pido disculpas.

6. ¿Fernando Albericio señala que la Comisión Gestora debería trabajar aquí y no por Skype?

Escuchar esas palabras que vengan de un científico en el siglo XXI denota que es uno del siglo XX o X, o hubo mala intención para manipular comunicacionalmente al pueblo ecuatoriano. El mundo ha transitado de la cultura oral que privilegiaba la memoria a una impresa que privilegia la capacidad de análisis lento, aislado, lineal y secuencial a la cultura digital hipermedia -que vivimos hoy- de razonamiento rápido, simultáneo, grupal, conectado, colaborativo, multicriterial. Un científico puede estar haciendo ciencia al mismo tiempo con un grupo en China, Japón, Sudáfrica, Barcelona y con otro con Brasil, Francia, Finlandia y Ecuador. El día de hoy se puede operar el corazón de un paciente en Barcelona desde Nueva York. Todo investigador del siglo XXI sabe aquello. Albericio es un científico y conoce aquello. En este marco, manipuló comunicacionalmente al pueblo ecuatoriano y eso es imperdonable porque a través de esto quiso destruir un sueño de todo un pueblo.

7. ¿Cuáles son las visiones de la universidad ahora en disputa?

Las 2 visiones se expresan en aquella metáfora en donde el zorro quería uvas y saltó una, dos, tres veces para conseguirlo. No lo consiguió. Después de un tiempo paró y dijo: la verdad es que no quiero porque seguro las uvas están verdes y amargas. Hace 8 años y medio Ecuador se dio cuenta de que no tiene que bajar sus metas para sentirse satisfecho con la vida. Se dio cuenta de que las uvas están a su alcance. Nosotros podemos conseguir lo que deseemos y no somos inferiores a nadie. Ecuador puede tener una universidad de nivel mundial en donde estudien no nuestros tataranietos sino nuestras hijas e hijos. ¡Nadie matará el anhelo de construir este sueño colectivo llamado Yachay! Eso no me cabe la menor duda. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: