86 artistas plásticos donan 100 obras para subasta a favor de víctimas del caso Chevron

17 de junio de 2015 - 21:19
La exhibición se realiza en el Centro de Arte Contemporáneo, en el antiguo Hospital Militar, en el centro de Quito. Foto: Fernando Sandoval / El Telégrafo

La Unión de Afectados por Texaco (Udapt), que acoge a 30 mil indígenas y colonos ecuatorianos de Orellana y Sucumbíos víctimas de la contaminación dejada por la transnacional petrolera, inauguró la noche de este miércoles, 17 de junio, la muestra denominada Subasta Internacional de Arte por la dignidad y la Justicia, a favor de las víctimas del caso Chevron.

En evento es organizado por la Udapt, Fundación Guayasamín, la Casa de la Cultura Ecuatoriana y el artista Pablo Cardoso. Se presentaron oficialmente 100 obras de 86 artistas plásticos, quienes de manera voluntaria donaron su trabajo a favor de los amazónicos que exigen justicia y que requieren recursos para enfrentar judicialmente a Chevron.

Al evento, que se realizó en el Centro de Arte Contemporáneo, en el antiguo Hospital Militar, en el centro  de Quito, acudieron no solo los artistas y público en general, sino el presidente de Fundación Guayasamín, Pablo Guayasamín, quien destacó que han venido apoyando desde hace 14 años a la lucha de los afectados.

“Sabemos del dolor del pueblo indígena de la Amazonía y por ello los apoyamos. Esta es una lucha del país, para que transnacionales como Chevron sepan que no es un territorio libre en donde pueden venir a hacer lo que les de la gana”, resaltó.

A la vez, llamó a más artistas a donar sus obras para las subastas que se llevarán a cabo el 25 y 26 de junio próximo. El dinero que se logre de la venta de las 100 obras será destinado a financiar el proceso legal que llevan adelante los afectados en contra de Chevron. Esto, porque esa empresa ha presionado a organizaciones internacionales que retiren el financiamiento en favor de las víctimas, con lo cual pretende dejar en indefensión a los afectados.

Pablo Fajardo, procurador común de los 30 mil afectados ecuatorianos, indicó esta noche que hace un año pensaron en mecanismos para conseguir recursos para que la lucha no quede a medio camino o truncada. Entonces hablaron de realizar una subasta de obras de arte y pidieron el apoyo de artistas nacionales y extranjeros, apoyo que no se ha hecho esperar.

Resaltó la importancia de ese respaldo para seguir enfrentando a Chevron, de cuya empresa dijo que en cambio tiene todos los recursos económicos del mundo para por medio de prácticas antijurídicas, presiones y difamando, pretender doblegar a los afectados.

“Ahora les corresponde su papel a las personas que pueden comprar estas obras”, añadió Fajardo, quien desde hace 22 años viene representando a los afectados en los diferentes pleitos judiciales contra Chevron.

Gracias a ello, tras una década de juicio, en noviembre de 2013 la Corte Nacional de Justicia de Ecuador dio la razón a los indígenas de 5 comunidades del noreste del país (Cofán, Siona, Secoya, Waorani y Kichwa), y condenó a Chevron a pagar una indemnización de $ 9.500 millones por lo que está considerado como uno de los mayores desastres medio ambientales registrados de los últimos años.

La compañía estadounidense, que se niega a pagar esa indemnización, no solo ha entablado juicios en contra de los afectados ecuatorianos, sino que incluso ha llevado el caso ante un Tribunal de arbitraje de la Haya, acusando al Estado de Ecuador de violar sus obligaciones fijadas en un Tratado Bilateral de Inversiones firmado entre Washington y Quito en 1992 y que obligaría al Ecuador a proteger las inversiones estadounidenses en el país. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: