Suministro de agua tiende a normalizarse en Santa Elena

30 de diciembre de 2011 - 00:00

El abastecimiento de agua potable empezaba ayer a realizarse en la provincia de Santa Elena, luego de que el Gobierno y las autoridades adoptaran acciones para restablecer el bombeo del líquido desde la represa El Azúcar hasta la planta potabilizadora de Aguapen.

El gobernador de la provincia, Paúl Soto, informó que el problema del desabastecimiento  se está solucionando y que el bombeo en la represa se mantiene en un 70% de su capacidad total, con tendencia a normalizarse.

Al momento -detalló Soto- las zonas bajas y medio bajas  de la población, estimada en 300 mil habitantes, reciben agua potable por tuberías, mientras en las altas  se distribuye por tanqueros, ya que en estos  sectores la presión es irregular.

El prefecto provincial, Patricio Cisneros, por su parte,  indicó que la población empezó a recibir el agua potable, pero todavía existen restricciones en ciertos sectores,  distantes a las playas, ya que el suministro se restituye de forma progresiva.

Técnicos de la Secretaría Nacional del Agua y el Consejo Nacional de Electricidad (CNEL) ejecutan las acciones respectivas para garantizar el suministro de energía en el embalse y el  bombeo continúo  del agua, de tal forma que el servicio quede  completamente restablecido durante el feriado de fin de año para recibir sin inconvenientes a  miles de turistas.

Las autoridades provinciales también garantizan la seguridad  para los turistas e indicaron   que la capacidad hotelera está reservada en un 90%, a lo largo de los balnearios Salinas, La Libertad y la Ruta del Spondilus.

Soto aclaró que la emergencia decretada por el Comité de Operaciones  Emergentes (COE)   solo rige en la presa El Azúcar así como en sus áreas de influencia,  en los canales Julio Moreno hasta el tramo río Verde, y que se mantendrá hasta que se logre los niveles óptimos de la cota.

La medida  restringió por 72 horas el uso de agua cruda en las zonas agrícolas, donde hoy se restablecerá el suministro, pero  mañana nuevamente quedará interrumpido, ya que se dará prioridad al consumo humano, indicó el gobernador.

Debido a la emergencia, el embalse se encuentra  militarizado para evitar que “ciertos agricultores” desvíen de forma ilegal el agua hacia albarradas, según lo han denunciado las autoridades provinciales.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: