Roche y Viteri apelaron a los puños para imponerse

01 de agosto de 2011 - 00:00

Fue una sesión difícil y tensa para todos. César Rodríguez perdió apoyo y su rostro estuvo desencajado hasta el final. Fernando Vélez, de Sociedad Patriótica, por poco fue linchado por votar en blanco. Cynthia Viteri propuso irse a los puños a los de PAIS y Andrés Roche lanzó manotazos a Fernando Cordero. Nadie salió contento de la sesión de ayer.

El recinto legislativo desde muy temprano fue un escenario lleno de incertidumbre y desconcierto. Nadie daba por seguro ningún cargo. Los rostros los delataban. Desde muy temprano las conversaciones continuaban. Virgilio Hernández, Pedro de la Cruz y Juan Carlos Cassinelli, todos de PAIS, no dejaban de hacer cuentas. Al otro lado, los diálogos se centraban en el puesto de Enrique Herrería, ex Madera de Guerrero.

Minutos antes de que inicie la sesión, Herrería tuvo un forcejeo con Abdalá Bucaram, del PRE. Ya después del himno nacional Cynthia Viteri, Jorge Escala, Gilmar Gutiérrez seguían insistiéndole a Herrería, quien hacía gestos negativos.
En los corredores se aseguraba que Herrería solo votaría con la oposición, únicamente si César Rodríguez retiraba su candidatura a la presidencia de la Asamblea. Cuando Rodríguez así lo anunció, una sonrisa se dibujó en el bloque opositor. La oposición apostó por la ex oficialista Betty Amores.

Cuando llegó el turno de votar, luego de varias intervenciones, Herrería desapareció. “¡Herrería! ¿Dónde está Herrería?”, gritó desesperadamente Cynthia Viteri. Segundos después llegó su colega, que había ido al baño. Luego de la primera votación, el desorden se apropió de la esquina derecha del recinto, allí donde se ubican los de Sociedad Patriótica. Galo Lara y Gilmar Gutiérrez reclamaban porque su colega, Fernando Vélez, había votado en blanco.

En la segunda rectificación,que fue fallida, Lara y Gutiérrez rodearon a su coideario, mientras Fernando Cordero no le quitaba los ojos de encima. Incluso amagó con acercarse y pidió que dejen votar al que finalmente le dio la reelección.

Ya era demasiado tarde. En la segunda votación válida, Cordero obtuvo los 63 votos necesarios. La oposición reclamó. Andrés Roche perdió los estribos y gritaba airadamente, mientras Viteri cerraba su puño e invitaba a pelear a sus colegas de PAIS. “Ven, ven”, gritaba. Todos los fotógrafos captaron el reto y su rostro desencajado y violento. 

Irina Cabezas, hasta ahora primera vicepresidenta, posesionó a Cordero como presidente de la Asamblea por dos años más. El “Corcho” tomó el micrófono y dio su discurso de posesión en medio de gritos, interrupciones y consignas a favor de la muerte cruzada.

Así fue la jornada en que la oposición estuvo a punto de obtener su primera gran victoria en tiempos de revolución ciudadana.

La disputa por las Vicepresidencias fue aún más apretada

César Gracia, ex miembro de PAIS, jura que votó por Betty Amores, cuando esta fue postulada a primera vicepresidenta, luego de perder la candidatura frente a Fernando Cordero.

Cynthia Viteri y Dalo Bucaram insistieron en la rectificación, a la que Cordero no dio paso. Gracia asegura que el sistema electrónico falló y Paco Moncayo habló de fraude.

“¡Abdalá, siéntate!”, debió exigir el “Corcho” a Bucaram, luego de esquivar un manotazo de Andrés Roche.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: