Presidente Correa reiteró intención de acabar con explotación laboral

01 de mayo de 2011 - 00:00

Con un saludo cordial a la clase trabajadora del país, el presidente de la República, Rafael Correa, inició ayer su enlace sabatino número 219, desde el cantón Chambo, provincia del Chimborazo. 

Durante su intervención, Correa, ratificó su compromiso inclaudicable con los trabajadores del país y aprovechó para expresar su deseo de terminar con la explotación laboral.

Sostuvo que en conmemoración del Día del Trabajo es necesario recordar que hace cuatro años, cuando asumió su mandato, el salario básico alcanzaba los 150 dólares y hoy se ubica en 264 dólares. Dijo que como parte de las acciones adoptadas por el Gobierno, se exigió a las empresas que repartan las utilidades a su trabajadores y brinden estabilidad laboral.

Y aunque en su enlace no analizó cada una de las 10 preguntas del referendo y de la consulta, el Jefe de Estado manifestó que después de los comicios se trabajará en la reestructuración del sistema de justicia, independientemente de los resultados que se obtengan.

Expresó que alrededor de 11 mil presos fueron liberados por esta administración de justicia. Mauro Andino, asambleísta de Alianza PAIS, quien participó del enlace y es el interpelante del juicio político a los nueve vocales del Consejo de la Judicatura (CJ), en la Asamblea, comentó que más de 40 mil audiencias no se han llevado  a cabo durante los dos últimos años. 

Dijo que otra muestra de la inoperancia de la administración de justicia es no saber cómo ejecutar el presupuesto, pues en el 2010 devolvieron 20 millones de dólares.

Denunció que la oposición planifica no dar quórum, para el juicio político a los vocales. Terminada la participación de Andino, el jefe de Estado le concedió la palabra al chileno Rodrigo Quintana, quien asesora al régimen en el área jurídica.

Quintana dijo que sobre la base del sistema de justicia de su país se trabaja en coordinación con el Ministerio de Justicia del Ecuador, en resolver los problemas de esta Función del Estado.

“La propuesta es que la justicia esté al servicio de los ciudadanos y de la sociedad para resolver los conflictos. La justicia que no es rápida no es justicia y por eso necesitamos resolver el problema de las causas que están atrasadas”, sostuvo, al tiempo de señalar que se propone conformar un equipo especial de jueces que se dedique a despachar los casos.  

Manifestó que la planificación incluye la capacitación a nuevos jueces y la creación de un inventario digital de las causas.

Informó que existen aproximadamente 1 millón 200 mil causas que están rezagadas, de las cuales 200 mil son penales y 200 mil se encuentran en los Juzgados de la Niñez y la Adolescencia. 

“Para hacer este trabajo se necesitan nuevos jueces y para ello se desarrollará un proceso de selección transparente”, precisó.

Correa enfatizó que “el medio más democrático para reaccionar a todo esto es la consulta popular”. 

Tania Bueno, una brasileña experta en tecnología, también detalló el trabajo que se ejecutará en el sistema judicial. “Se creará un centro de atención digital para que la población pueda acceder virtualmente a juzgados y cortes, y logre dar sus testimonios a través de vídeo-conferencias”, puntualizó.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: