Precio del petróleo cae y analistas advierten afectaciones a Ecuador

10 de agosto de 2011 - 00:00

El precio del  petróleo West Texas Intermediate (WTI) continúa a la baja. Este crudo, que es referente de venta del hidrocarburo ecuatoriano, ayer cerró en 79,30 dólares el barril.

Marco Calvopiña, gerente de Petroecuador, explicó que la caída del WTI  afectará  los ingresos estatales, puesto que el petróleo marcador está en todos   los contratos  de venta.

“Todos los negocios, como los contratos de petróleo, están realizados  con el crudo marcador, si éste baja, también se reducen los ingresos”, afirmó el funcionario. 

Respecto a la operación comercial con Petrochina (dos contratos), el gerente precisó que esta petrolera cancela a Petroecuador por el crudo que le vende y de allí se retiene la parte correspondiente a la cuota por los créditos que recibió el país.

“En el caso de los créditos con China existen  unos procedimientos  con los cuales un 10% del valor de la factura se utiliza para pagar la cuota, depende de las fechas de los embarques”, manifestó el funcionario.

La caída del precio afectaría a proyectos como la Refinería del Pacífico que se construye conjuntamente con Venezuela en Manabí. “De hecho sí, afecta, porque cuando estuvo el precio del petróleo bien alto (2008) una  serie de proyectos estaban en el tapete y había una gran actividad cuando cayó”, aunque algunos analistas aseguran que la baja no será como en 2008, dijo Calvopiña.

Luis Aráuz, experto petrolero, sostuvo que pese a la caída del precio, el Presupuesto del Estado todavía se beneficia del petróleo ya que el Gobierno hizo un cálculo para este año de 73 dólares por barril. “La caída afecta a los ingresos estatales, pues  las compañías reciben un precio por barril. Se suma la tarifa del oleoducto y el impuesto amazónico”.       

Para el analista Luis Calero, aún y  con un crudo inferior a 80 dólares, se cumpliría con la previsión presupuestaria de 73 dólares el barril. Manifestó que el incremento de los precios, a los que el país se acostumbró en los últimos meses, fue por problemas coyunturales y políticos: “hay que esperar que se enfríe la economía mundial”. 

Y es que precio del barril del petróleo de Texas disminuyó ayer en un 2,34 % y cerró en 79,30 dólares, por debajo de la barrera psicológica de los 80 dólares, su nivel más bajo desde octubre pasado, influido por la difusión de las conclusiones de la reunión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos.        

Al final de la segunda sesión de la semana en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en septiembre -los de más próximo vencimiento- habían restado 1,20 dólares al precio de cierre anterior.         

Durante casi toda la jornada, el WTI se mantuvo en terreno positivo, pero terminó bajando justo antes del cierre cuando los inversores empezaron a tomar posiciones tras la esperada reunión de  la Fed.

El organismo finalmente optó por extender al menos hasta mediados de 2013 los tipos de interés actuales.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: