“Medios tienen todo el derecho a dar espacio a ciertas posturas”

09 de septiembre de 2012 - 00:00

Desde el séptimo piso de su departamento, ubicado en un edificio del norte de Quito, el candidato presidencial por el Movimiento Concertación, César Montúfar, explica los fundamentos de su candidatura.

En la sala -desde cuyos grandes ventanales  se apreciaba un incendio forestal- habla   de los cambios que emprendería desde tres ejes: el Estado de derecho y la democracia, la economía de mercado y   del modelo de sociedad.

Sobre su política de economía de mercado, niega que sea similar a la de la “larga noche neoliberal”, pero destaca que la iniciativa del crecimiento y desarrollo económico y de la generación de empleo  no debe ser potestad exclusiva del Estado,   “debe ser de iniciativa privada”.

Enumere cinco atributos para que se considere y asuma como presidente de la República...

Creo que por preparación,  porque he guardado una coherencia política e ideológica; no tener  culpa ni con la responsabilidad de la partidocracia ni con las culpas del “correísmo”, ser una persona que tiene una enorme voluntad de lucha, no ser improvisado  porque no es que me estoy lanzando desde la nada, yo  me he hecho político en la calle, no he utilizado la plataforma de ministerios ni subiéndome al carro ganador.

Usted dice y repite que no tiene compromiso con  el pasado político ni con el presente

Así es.

Pero antes participó en la caída de Lucio Gutiérrez y ahora se los ve tan juntos y tomándose fotos. Ese pasado y ese presente está en la retina de la gente...

No me he tomado fotos con Gutiérrez. Quizá se refiera  cuando hubo ese evento de la Cámara de Comercio. Nos invitaron y estábamos en la mesa  donde también estaban otros políticos, como Carlos Vera, Martha Roldós... El compartir una mesa redonda no quiere decir que uno se está tomando fotos, sino participando y dando su punto de vista. Otra cosa fuera que nosotros (Concertación) apoyáramos oficialmente a tal o cual persona.

¿Mesa redonda o mesa incómoda por tener que estar con personas como Lucio Gutiérrez?

Que yo pueda conversar con alguien no me compromete ni me contamina.

¿Cuál será la distancia que  ponga como presidente entre las diversas tendencias políticas de izquierda y de derecha si, por ejemplo, en la Asamblea se le ha visto muy cerca de ciertas tiendas políticas de derecha?

Bueno, evidentemente cuando uno está en la oposición coincide en muchos aspectos con posturas como, por ejemplo, contra el proyecto de Ley de Comunicación, aunque también he votado en otras ocasiones con el oficialismo.

¿En cuáles, por ejemplo?

La ley  sobre la inmunidad para la Comisión de la Verdad.

¿Por qué no apoya ese mandato constitucional y popular?

Apoyo una Ley de Comunicación  democrática. Evidentemente el oficialismo ha tenido la intención de transformar esta ley en instrumento para instaurar un régimen de censura y autocensura. En eso no voy a estar de acuerdo.

Usted no ha estado de acuerdo ni  apoya la Ley de Comunicación. ¿Eso no le da un factor a favor en donde los medios privados pagarán  dando generosos espacios a su candidatura?

Le invito a que revise la cobertura que ha tenido (el candidato) Alberto Acosta en los últimos días y la cobertura para mí  para que vea cómo los medios tienen todo el derecho a dar espacio a ciertas posturas y a veces no a otras. Entiendo eso como parte del juego democrático.

Usted dice que no hay un Estado de derecho, sin embargo, pese a que denuncia una “dictadura”, está presentándose a elecciones...

El que exista una democracia no únicamente pasa porque haya elecciones, estas son un ingrediente  democrático,  ya que hay otros que quizá son tan o más importantes, como por ejemplo que haya independencia entre las funciones del Estado, que tengamos una autoridad electoral independiente...

Pero el pueblo ecuatoriano es el que ha dado el voto mayoritario para que, por ejemplo, se reforme la Constitución, eso no lo hizo Correa solo o autoritariamente...

Los gobiernos autoritarios que tienen una lógica emparentada con el fascismo  históricamente han utilizado la herramienta de las elecciones para legitimar -entre comillas- su poder y su dominación. No hay que dejarse engañar o caer en la trampa de pensar que porque hay elecciones hay democracia, eso históricamente ha sido una falacia y por eso -me parece a mí-    en este momento en Ecuador no hay democracia.

¿Cuál será su papel frente a los medios de comunicación si llegara a ser presidente de la República?

De absoluto respeto.

¿Pero en ese respeto considera que no es necesaria una Ley de Comunicación?

Creo que es necesaria una Ley de Comunicación para que exista precisamente la posibilidad de desarrollar lo que yo he denominado la agenda positiva, que es lo que tiene que hacer el Estado, pero no para coartar la libertad de expresión  sino para promoverla, como por ejemplo que los medios públicos sean  realmente públicos, que la publicidad y propaganda gubernamental sea usada con límites, controles y fines informativos, no como instrumento del presidente para atacar.

¿Va a ser entonces permisivo, que la prensa privada lo golpee?

No, no voy a ser permisivo, pero es que ese es el papel de los medios de comunicación, es el papel de la opinión pública. Piensen ustedes, ahora estamos manteniendo un diálogo súper interesante, el cual es tremendamente enriquecedor, porque ustedes (El Telégrafo) tienen una posición que es legítima. Yo no puedo decir al que me viene a entrevistar que  no  tiene que venir con un afán cuestionador, tienen que ser severos, tremendamente cuestionadores, críticos. Eso saludo.

Barack Obama (presidente de Estados Unidos) tiene una frase muy linda que me parece importante reproducirla, y en mi gobierno igual yo podría o quisiera decir lo mismo: “Yo voy a escuchar especialmente a personas que están en desacuerdo conmigo”, porque uno,  cuando es político y tiene éxito, siempre está rodeado de personas que lo alaban, lo encierran, lo hipnotizan.

Ya que habla de  Obama, ¿de ganar la Presidencia iría, como lo hizo Gutiérrez, a declararse amigo y aliado de Estados Unidos?

Yo creo que Ecuador y Estados Unidos son pueblos amigos. No creo que sea necesaria esa declaración.

¿Cuál sería su política exterior?

Creo en una política exterior basada en principios y pragmática.

¿Amigos con Estados Unidos así como lo fue con Participación Ciudadana?

Participación Ciudadana recibió financiamiento o recibe, pero en mi época recibió de varias organizaciones como reciben muchas ONG en  Ecuador, incluidas agencias que tienen que ver y que son parte del Gobierno, allí no hay nada de malo, no hay delito.

¿Así tenga sesgo político e ideológico es constructivo?

Hablando de mi tiempo (como titular de Participación Ciudadana) recibimos la cooperación suiza, de Usaid... La cooperación internacional es positiva, no es necesario satanizarla. Lo negativo es cuando el Gobierno quiere controlar la cooperación internacional. En mi gobierno no  será así.

Entonces, ¿usted va a ser gran amigo de Estados Unidos, de los fondos que vengan de la Usaid?

Voy a ser amigo de la cooperación internacional, voy a ser amigo de Estados Unidos, de la Unión Europea, de China, de Rusia, de todos los países, salvo de aquellos que tengan un récord negativo en la protección de los derechos humanos de sus ciudadanos, y de aquellos regímenes autoritarios o totalitarios.

Aunque amigos como Estados Unidos le sugieran: “Presidente Montúfar, déjenos poner otro FOL como el de Manta (base militar)”...

Creo que tengo -y lo he demostrado en mi vida- la suficiente tranquilidad y  objetividad para saber y conocer lo que es conveniente para Ecuador, por eso asumo este reto de candidatizarme a la Presidencia.

¿Qué es para usted un centro democrático y qué tanto se diferencia de la izquierda y de la derecha?
Es una vía para hacer política desde la sensatez, desde el equilibrio, renunciando a los extremos, estando consciente de que las soluciones para el país  no vendrán de ningún extremo, ni del extremo  del estatismo que nos propone la izquierda radical, en que el Estado es la única solución, que es el modelo del socialismo del siglo XXI, en que el Estado tiene que controlar la economía, que el Ejecutivo tiene que controlar las funciones del Estado, a la opinión pública, a la sociedad...

¿Eso de ir por el centro no es buscar el oportunismo para ver si me viro a la derecha o izquierda?

En la política hay que articular posiciones, ¿por qué no pensar que a lo mejor se puede unir el centro a la izquierda?

¿Eso de estar en el centro no es una neutralidad ficticia? ¿Estar en el centro no es estar en nada?

¿Si fuera no estar en nada entonces yo hubiera hecho la oposición que he hecho al “correísmo” sin quebrantarme? Si fuera estar en nada, la defensa de la libertad de expresión, de derechos fundamentales que he desarrollado, hubiera sido una pluma que habrían podido pasar por delante, pero no ha sido así.

Pareciera que usted coincide con el discurso de Mahuad, de centro...

No, yo luché contra el gobierno de Jamil Mahuad, en las calles, además. Me parece que tener coincidencias no es un problema.

¿En qué coincide con Mahuad?

En el proceso de paz con el Perú. Me parece fue una cosa importante...

¿Y la dolarización?

La dolarización ha sido una modalidad que ha pervivido y que es importante mantener. En eso coincide igualmente el presidente Correa, entiendo yo.

¿Y si como presidente le hacen lo mismo que le hizo a Gutiérrez y a Mahuad,  desestabilizarlo?

No diga “si gana”, estoy seguro de  que voy a ganar. Soy un demócrata y cuando digo eso estoy  hablando de un orden democrático.

Bien que aclara, porque eso de  demócratas no le trae buenos recuerdos al país...

Soy un demócrata porque creo en la democracia, en los derechos de las personas...

¿Pero qué le parecería si le hacen lo mismo?

Voy a ser un presidente tolerante, respetuoso de los ciudadanos.

¿Así lo insulten en la calle?

Me han insultado. Lo que yo nunca voy a hacer es a utilizar el poder para atropellar, descalificar e insultar a otras personas para enriquecerme.

¿Así le digan “hijo de Pascual”?

Ya me han dicho. Soy un amante de la poesía (...) mi poeta preferido es Nicanor Parra, antipoeta chileno,  y él tiene un verso hermoso: “Para ser presidente hay que ser escupido previamente”. Me han escupido, tirado monedas,  insultado, tirado el carro...

¿De mala gente  o porque usted ha hecho méritos?

(Risas)  Posiblemente he hecho méritos. Claro, es que la gente tiene todo el derecho a pensar.
¿Habrá persecución si gana?

No. Tiene que haber aplicación de la ley, no persecución.

¿Qué dicen las  encuestas sobre el grado de aceptación que tiene?

No soy persona que se mueve por encuestas, me muevo por principios. Lo que Concertación está planteando al país  debe ser escuchado.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: