Más perjudicados se suman a la campaña ecuatoriana "La mano sucia de Chevron"

17 de septiembre de 2013 - 10:01

La noche del 6 de agosto de 2012, en la capital del Estado de Virginia en EE.UU. se vivieron escenas de horror. La refinería de petróleo de Chevron en Richmond, California, ardía en llamas ante la mirada absorta de ciudadanos que luchaban por salvar sus vidas. Los habitantes de Richmond, North Richmond y San Pablo, que fueron las zonas directamente afectadas, recibieron órdenes de permanecer en sus hogares con las ventanas y las puertas cerradas para evitar respirar el humo tóxico que propagaba el incendio, mientras millares de bomberos apagaban el fuego. Las consecuencias del desastre fueron más de 211.000 personas con afecciones respiratorias y otros problemas de salud relacionados con el problema.

La petrolera jamás asumió su responsabilidad, y por ello, según la alcaldesa de Richmond, Gayle McLaughlin, se busca que la entidad se responsabilice por el problema que afectó a la población.  

McLaughlin se suma a la propuesta "La mano sucia de Chevron", que busca evidenciar los problemas que la petrolera provocó en la Amazonía ecuatoriana. El presidente Rafael Correa recorre el paso Aguarico 4, en Shushufindi, en donde la compañía operó hasta 1992, sin embargo, al sumergir la mano por sus aguas aún se evidencian los rezagos de petrolero que jamás se limpiaron.

Correa dijo que esas son evidencias contundentes del daño que provocó Texaco-Chevron y que jamás limpió la zona, a pesar de que gobiernos entreguistas como los de Jamil Mahuad, en 1998, señalaron que la zona quedó limpia.

El mandatario manifestó que el Estado no interviene en el caso entre dos entes particulares, pero que eso no le exime como presidente a dar a conocer su punto de vista sobre el tema. "Chevron devastó con la Amazonía", señaló, y a pesar de la campaña internacional de desprestigio contra el Estado, Correa señaló que tiene su mejor arma que es la verdad para demostrar los perjuicios que ocasionó la petrolera.

Como parte de la campaña "La mano sucia de Chevron" se buscará que personalidades internacionales visiten el Pozo Aguarico 4 y constaten los problemas que causó Chevron en cielo ecuatoriano.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: