El 18 de enero se realizaron las elecciones que tuvieron 3 listas inscritas

Los vecinos de Socio Vivienda 2 eligieron su directiva con asesoría del CNE

- 19 de febrero de 2015 - 00:00
Según la nueva directiva de Socio Vivienda 2 (Guayaquil) en el lugar habitan 500 niños, indican que fortalecer los valores familiares es una prioridad. Foto: Eduardo Escobar / El Telégrafo.

El 18 de enero se realizaron las elecciones que tuvieron 3 listas inscritas

Son 2.886 familias las que viven en el plan habitacional Socio Vivienda 2 en Guayaquil. Una vez que tienen nuevas casas la meta es que la urbanización sea el reflejo del Buen Vivir. Para ello se han organizado, tarea que iniciaron en 2013.

La motivación provino inicialmente del Ministerio de Vivienda (Miduvi), entidad que está a cargo del correcto desarrollo de los proyectos urbanos que impulsa el Gobierno. Lo primero fue designar a coordinadores de bloques para que sean el puente entre la comunidad y los funcionarios.

El principal objetivo es que la adaptación al nuevo sitio sea lo más fácil posible. Hasta Socio Vivienda han llegado personas de diferentes partes de Guayaquil, muchos de ellos reubicados de sitios en donde habían vivido por años (orillas del estero Salado) y en donde no existía un código de convivencia.

En la primera parte del proceso, las decisiones se tomaban con los coordinadores, quienes difundían los propósitos entre sus vecinos. La organización logró trascender y la comunidad se empoderó del proceso. Por ello, el 18 de enero eligieron de forma democrática a la primera directiva de Socio Vivienda 2. El Consejo Nacional Electoral (CNE) en Guayas envió un equipo de capacitadores para que ayudaran en los comicios.

Los aspirantes a liderar a la comunidad se capacitaron  con el personal del CNE y diseñaron un plan de campaña. También armaron planes de trabajo y los expusieron frente a sus más de 2.000 electores.

La elección fue democrática y participativa puesto que se armaron los padrones electorales y todos quienes habitan en el sitio estaban inscritos para elegir a sus representantes. Se registraron 3 listas integradas con 8 personas cada una.

La ganadora fue la nómina liderada por Gloria Guerrero. La nueva presidenta recibió el apoyo de 689 personas, de un total de 1.664 votos.

El mensaje de Guerrero y del resto de las familias es que en Socio Vivienda reine el Buen Vivir. Han hecho propias las palabras del presidente de la República, Rafael Correa. En el sitio ya no hay casas de caña y todas cuentan con los servicios básicos. Tampoco hay calles de tierra, y todas están asfaltadas. El ornato es visible para cualquier visitante y en el lugar se tiene previsto construir un colegio réplica.   

Todo es un proceso de adaptación. Ese pensamiento motivó al  Miduvi a incorporar la Gerencia de Gestión Social.

Se trata de un grupo de personas que ayuda en que la transición sea más fácil y que la convivencia sea favorable.    

María Elena Acosta es la encargada de este departamento.  Explicó que el Miduvi determinó que es importante la convivencia ciudadana y por ello la incorporación de la gestión social, que no solo mejora la convivencia sino que también motiva la participación de la familia en el mejoramiento de su hábitat.

Son ya 2 años que estas familias viven en la nueva urbanización y se han organizado más rápido que quienes están en Socio Vivienda 1.   

Así lo aseguró Verónica Márquez, parte de la directiva de la primera ciudadela. Dice que sienten que aún hay mucho por hacer y se muestran comprometidos con su comunidad. Su principal preocupación es la delincuencia.    

Antes de elegir la directiva se elaboró un código de convivencia para los moradores; son reglas generales que se reflejan en el documento impreso por el Miduvi.

Este código es un documento con lineamientos básicos y al momento se encuentran en la redacción de un reglamento más específico. Ahí ya habrá reglas claras que se van a aplicar entre los vecinos.

Vladimir Porozo, exmilitar y también parte de la directiva, indicó que para él es necesario mejorar la unión de las familias para evitar la delincuencia. “Los valores se han perdido, en ocasiones los padres somos los responsables de esa situación. Aquí en la escuela los maestros no pueden llamarles la atención a los niños porque los padres los enfrentan, entonces los chicos hacen lo que les da la gana”, cuestionó el morador.    

Debido a que la comunidad aún está en formación, su principal preocupación es el futuro de los niños. Al menos 500 menores de edad habitan en el barrio.

Eva Briones indicó que una de las aspiraciones es que dentro de la urbanización no se expenda alcohol, así como también no se permita que los niños deambulen hasta altas horas de la noche.

“El alcohol trae desorden y problemas. No nos oponemos a que las familias hagan reuniones pero para ello deben comunicar, tenemos que ser considerados, es cierto que es nuestra casa, pero a nuestro alrededor viven familias que también merecen respeto y tienen que descansar”, recalcó.

Por el momento la directiva se ha organizado para que la Universidad de Guayaquil, a través de la Facultad de Educación Física, dicte cursos vacacionales a los cientos de niños que hay en esta comunidad, que tiene más habitantes que algunos cantones de la Amazonía ecuatoriana. Hasta ahora ya tienen el compromiso de la Facultad para impartir cursos vacacionales durante marzo y abril.

Esperanza Fajardo destacó que el cupo es para 200 niños. “Si hay una respuesta positiva  los universitarios pueden seguir durante el resto del año para fortalecer el deporte entre los menores de edad”, explicó Guerrero.

Una de las aspiraciones de los moradores, como Karina Luna dijo, es que la seguridad se refuerce con la intervención del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) o con el Ejército.

La vecina de Socio Vivienda 2 explicó que hay inseguridad y que la presencia de la Policía Nacional no abastece para cubrir todo el lugar. “Son 8 policías para más de 2.000 familias y en cada casa, en muchas ocasiones, hay más de una familia, aquí los delincuentes no los respetan”, agregó.       

Después de los vacacionales el siguiente propósito es fortalecer la seguridad e incrementar las áreas verdes. Un centro de salud más grande también es una necesidad urgente por la cantidad de personas que habitan en el programa habitacional.

Datos

La directiva electa en enero se reúne en asambleas generales todos los miércoles, a las 20:00. En estas reuniones se socializan las necesidades de los vecinos.    

El Ministerio de Vivienda también los ha instruido en procedimientos parlamentarios que se enfocan en formas adecuadas para realizar las asambleas, elaborar propuestas y  votaciones sobre temas que involucren a la comunidad.

La gerenta de gestión social, María Elena Acosta, explicó que el Miduvi apoya también la organización social en otros proyectos como Socio Vivienda 1 y en Ciudad Victoria, ambos en Guayaquil.

Todos los proyectos urbanos del Gobierno han incorporado la parte social para que el cambio de las condiciones de vida de las familias no sea solo físico. El Miduvi trabaja con vecinos de Esmeraldas, Manabí y Los Ríos. 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: