Ley de Comunicación, otra vez obstaculizada

20 de julio de 2012 - 00:00

No les hubiese salido mejor, dicen en la bancada oficialista. Claro, la oposición estaba casi resignada a lo que viniera, pero la ausencia de los asambleístas de PAIS, Holguer Chávez y María Augusta Calle, del independiente Tomás Zevallos y de Tito Nilton Mendoza del Prian, obligó ayer el presidente de la Asamblea, Fernando Cordero, a no instalar la sesión del pleno.

A ello se sumó la inesperada declaración de Luis Morales, jefe del Prian, -en una improvisada rueda de prensa- de que su bancada no votará a favor de ningún artículo de la Ley de Comunicación. Pronunciamiento que contradijo a Tito Nilton Mendoza, quien el miércoles sostuvo que votaría a favor de algunos artículos de la normativa. 

Incluso, las palabras de Diana Atamain y de María Paula Romo, de que había acuerdo por debajo de la mesa, se cayeron por infundadas, pues la decisión de Cordero fue determinante y sorpresiva, tanto para las bancadas de oposición como para los legisladores de PAIS, que desde las 08:00 ocuparon sus curules legislativos.

Y la reacción no se hizo esperar por parte de los asambleístas Leonardo Viteri y César Montúfar (Concertación), quienes denunciaron una supuesta “compra de conciencias”. Y hubo comentarios de María Paula Romo y Betty Amores (ex asambleístas de PAIS) sobre que a la bancada le fallaron los votos. Mientras que, Paco Velasco y Ángel Vilema, en otro lado del pleno, discutían.

Las discrepancias entre los dos últimos legisladores, al parecer, superaron el escenario del pleno y se trasladaron al primer piso, a donde fueron los 53 legisladores de PAIS tras la fallida sesión. Ahí mantuvieron una reunión crítica con Cordero, Mauro Andino, presidente de la Comisión Ocasional de Comunicación, y los coordinadores de la bancada (Zobeida Gudiño, Celso Maldonado, Marisol Peñafiel y Ángel Vilema).    

La reunión del bloque duró cerca de dos horas y llevó a Andino al dispensario médico de la Asamblea, al presentar un fuerte dolor en su pierna izquierda. “Es estrés, estrés nada más”, dijo.

Allí permaneció por cerca de 20 minutos, luego retornó a su oficina en la Comisión de Justicia, ubicada en el primer piso de la Asamblea. El hecho fue similar al ocurrido en 2009 cuando Betty Carrillo, quien entonces se desempeñaba como presidenta de la Comisión de Comunicación, se desmayó tras una acalorada discusión sobre la ley.  

Holguer Chávez fue uno de los primeros en salir. Justificó su retraso asegurando que recibió una convocatoria en su teléfono celular, en la que se indicaba que la sesión era a las 08:30 y no 08:00 como quedó establecida. “Reconozco mi falla. Si por haber llegado tarde deben sancionarme, que lo hagan”.

Minutos después de no instalarse la sesión llegó el asambleísta independiente Tomás Zevallos, quien volvió a condicionar su voto a favor de la Ley de Comunicación: “mi votación sigue en firme si es que se asegura que no  habrá ningún veto del Ejecutivo a la normativa”.

Vilema aseguró que dicho legislador les pidió que se discutiera sobre algunos artículos como la creación del Consejo de Regulación que los “tomaremos en cuenta”. También reconoció que al interior de PAIS sí hubo “discrepancias conceptuales” en artículos como la conformación del Consejo de Regulación, la designación del espectro radioeléctrico -que establece 33% para medios públicos, 33% para privados y 34% para comunitarios-, pero que esas diferencias “se limaron y superaron en la bancada”.

Al término de la reunión de PAIS se habría determinado que la sesión se instalara hoy, a las 08:00, pero hasta el cierre de esta edición no hubo una convocatoria oficial.

Finalmente, por tercera ocasión, la Asamblea Nacional no votó ayer el proyecto de Ley de Comunicación. Han pasado 1.005 días desde la exigencia constitucional de 2008 para que se aprobara la ley, a más del plebiscito del 7 de mayo de 2011.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: