La limpieza de 370 km de canales está dentro de las gestiones en el suelo guayasense

La Prefectura priorizará obras por El Niño

- 18 de noviembre de 2015 - 00:00
En Bucay, la Prefectura del Guayas realiza la limpieza de zanjas, retiro de malezas y reforzamiento de las riberas cercanas. Foto: Cortesía

La limpieza de 370 km de canales está dentro de las gestiones en el suelo guayasense

Las obras dirigidas a mitigar los efectos de la próxima temporada invernal en Guayas y El Oro serán priorizadas por los gobiernos provinciales y municipales ante la alerta amarilla anunciada la semana pasada por la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR).     

El prefecto Jimmy Jairala se reunió ayer con delegados de los municipios guayasenses para definir la construcción de infraestructura considerada emergente.

La Prefectura contará con aproximadamente $ 15 millones menos en el presupuesto de 2016, lo que provocará el redireccionamiento de los fondos frente al anuncio de que se presentarán lluvias fuertes.

Esto causará que otros programas tengan ajustes por falta de recursos: entre ellos, los planes sociales, obras culturales y deportivas, y brigadas médicas. “Tuvimos que comprar también 250 renuncias a nuestro personal”.

Además, habrá sectores de la provincia que no podrán ser atendidos mientras dure el fenómeno de El Niño. Sin embargo, las zonas más vulnerables recibirán la atención necesaria.

Se tomaron en consideración las zonas más bajas y aquellas ubicadas cerca del canal de trasvase Daule - Peripa: Balzar, El Empalme, Colimes, Salitre, Daule, Santa Lucía, Yaguachi y Jujan.

Adicionalmente, se efectúa la limpieza de 120 km de zanjas y se gestiona la misma labor en aproximadamente 370 km más.

Reubicación de familias

Asentadas en las riberas del canal ‘El Macho’, 145 familias que fueron censadas por el Municipio de Machala aún esperan su reubicación, antes de que se intensifique el fenómeno de El Niño y afecte a las viviendas.   

El ramal que atraviesa todo el norte de la capital orense es considerado como un sitio de riesgo para las familias que habitan cerca del lugar. En las orillas hay alrededor de 500 casas de caña y cemento, sin embargo el Cabildo consideró que 145 se reubicarán.

El año pasado técnicos de la SGR recomendaron al Municipio que reubique a las personas antes que se presenten las lluvias fuertes.

En su momento el gobernador, Carlos Zambrano, dijo que los moradores están en peligro permanente, por ello solicitó al Municipio terrenos en los que el Estado estaría en condiciones de facilitarles el bono de vivienda.

“Se hizo un censo hace dos meses, donde se determinó 145 familias, pero hay un problema, que se están excluyendo 26 casas que también están en riesgo”, aseguró el concejal Washington López.

Este diario contactó con el director de Urbanismo municipal, Jofre Aguilar, para conocer avances de la gestión, pero dijo no estar autorizado para dar declaraciones. (I

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: