El ejército conformó un equipo para cumplir las respectivas indemnizaciones para los familiares de los soldados fallecidos

Junta Investigadora cuenta con apoyo de Brasil

- 16 de abril de 2016 - 00:00
Foto: Mario Egas / El Telégrafo

Un oficial técnico de la Fuerza Aérea de Brasil forma parte de la Junta Investigadora del accidente aéreo ocurrido el 15 de marzo, en donde fallecieron 22 militares.

De acuerdo a las normas de la junta, esta investigación se realizará en un período de 12 meses para determinar las causas que provocaron la caída del avión, informó ayer el general Luis Castro, comandante del Ejército.

“La Junta Investigadora de Accidentes Militares fue designada por el Ministerio de Defensa y es conformada por miembros de las Fuerzas Armadas (FF.AA.), de la Fuerza Naval, Fuerza Aérea y están apoyados por un oficial técnico de Brasil”, expresó.

Estas declaraciones las ofreció luego de una misa en honor de los soldados fallecidos. En el acto estuvieron los familiares y amigos de los militares. Castro indicó que la aeronave en el terreno y que los miembros del equipo están levantando la información para el respectivo detalle.

Los soldados perdieron la vida en un accidente aéreo suscitado en la cercanía del sector Fátima, en la hacienda La Palmira, Pastaza, cuando practicaban paracaidismo.

El Ministerio de Defensa informó que en el momento del siniestro iban a bordo de la aeronave Aravá de matrícula E206, 2 pilotos, 1 mecánico y 19 paracaidistas que cumplían con el Curso de Maestros de Salto en paracaídas.

Castro aseguró que, además de la Junta Investigadora, se conformó un equipo para asistir a los deudos de los fallecidos. Indicó que se designó un coordinador en cada provincia de donde provenían los militares.

Explicó que el cobro de los seguros se realizará de acuerdo a los lineamientos de la ley. Es decir, presentar los documentos y cumplir los plazos. (I)

Con una misa se recuerda a los fallecidos

La Catedral (centro de Quito) fue el espacio para recordar a los 22 soldados mediante una misa de honras por el mes de su fallecimiento. El acto litúrgico estuvo a cargo del padre René Coba. Asistieron altos mandos de la Fuerza Naval, Fuerza Aérea y del Ejército.

El comandante del Ejército, Luis Castro, ofreció unas palabras de condolencias y señaló que la tragedia “fue una de las más grandes, después de la guerra del Cenepa”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: