Jóvenes manifestantes pagarán por vandalismo

24 de febrero de 2013 - 00:00

Un día después de los incidentes generados en el norte de Quito por una manifestación de un grupo de estudiantes del Colegio Central Técnico de Quito, las autoridades dictaminaron sanciones para los 67 detenidos que se registraron en esa jornada.

Un total de 55 menores de edad que fueron detenidos en las protestas recibió como  sentencia una orden de siete días de servicio comunitario que deberán cumplir en la zona en la que se desarrollaron los desmanes.

De la misma manera se dispuso que estos jóvenes cancelen los daños provocados en los locales comerciales ubicados en las calles Los Shyris y Gaspar de Villarroel. Estos valores aún no son definidos por las autoridades.

El pasado viernes, en horas de la mañana, un grupo de estudiantes del Colegio Técnico de Quito salió a las calles para protestar por una supuesta intención de cambiar el nombre de la entidad, de Instituto Central Técnico a Unidad Educativa Temporal Central Técnica.

Otra de las quejas de los adolescentes fue la posibilidad de la implementación del bachillerato internacional en su colegio, lo que, según ellos, conllevaría la reducción de horas de materias técnicas para dar más materias teóricas.

Con el pasar de las horas, las protestas fueron en aumento. Los manifestantes, según denunciaron los propietarios de los locales de la zona, empezaron a irrumpir en los almacenes y destruyeron los bienes públicos, como discos  “Pare”, semáforos, paradas de buses. Además, se registró la destrucción  de vehículos de ciudadanos que laboran en ese sector.

Como saldo de estas movilizaciones también se detuvo a doce mayores de edad que arengaban y participaban en los actos violentos. Las autoridades dispusieron que estas personas cumplan 30 días de prisión preventiva mientras continúan las investigaciones.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: