Jefe de Estado verifica el trabajo militar en frontera

02 de diciembre de 2011 - 00:00

El presidente de la República, Rafael Correa, junto al ministro de Defensa, Javier Ponce, el ministro Coordinador de Seguridad, Homero Arellano, y  el comandante general del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Ernesto González, presenciaron un llamativo despliegue militar de los uniformados en la frontera norte, en el Putumayo.

La acción demostrativa ejecutada por el Comando No. 1 Norte se dio para evidenciar la capacidad de este grupo de tareas cuya actividad abarca desde operaciones de seguridad en áreas estratégicas, hasta la labor social y la prevención de riesgos.

Entre las actividades que se desarrollaron en el desfile, se observó un simulacro de incursión a   un campamento de grupos irregulares.

Para el efecto se usaron alrededor de 500 hombres, fuerzas de aire, tierra y agua, con el uso de morteros, lanchas, helicópteros Super Tucanos, francotiradores  y personal en las riveras del río San Miguel.

La operación demostrativa Pantera Uno  se basó en la posibilidad del ingreso de tropas armadas irregulares (60 efectivos y 3 refugios temporales) y también hizo uso de decenas de paracaidistas al concluir la misión, que tuvo una duración de una hora, aproximadamente. La actividad  culminó con el informe que dio el comandante Wagner Bravo  al Presidente, sobre el operativo simulado, según informó el portal electrónico El Ciudadano.

El gobernante destacó que los recursos destinados a las Fuerzas Armadas durante su administración  permiten incrementar la seguridad en todo el territorio. “Sin seguridad no hay desarrollo”, recalcó.

“Creo que el 80% de lo que acaban de ver aquí, en material y equipo, no existía antes de nuestro Gobierno”, dijo el Mandatario.

“Los paracaídas, la comunicación y radios, son nuevos y de última tecnología”, aseveró Correa, al tiempo de enfatizar que se debe tener la responsabilidad de asignar los recursos correctamente, sin dejar de atender prioridades en una sociedad como la ecuatoriana.

“Si hubiéramos tenido los helicópteros de transporte, hubiésemos llegado mucho más rápido al sitio donde bombardearon nuestra Patria, en marzo de 2008”, dijo en referencia al ataque que realizó el Ejército colombiano a un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ubicado en suelo ecuatoriano.

“Nos sentimos orgullosos de nuestros hombres y de nuestras Fuerzas Armadas”, aseveró el Jefe de Estado, resaltando que, aunque costoso, este proceso de modernización ha sido necesario en base a la garantía de que la Patria no puede ser vulnerada por fuerzas externas, piratería, narcotráfico o acciones del  crimen organizado.

Luego de esta actividad y según lo que se tenía previsto en la agenda oficial, el gobernante participó de un almuerzo ofrecido por las Fuerzas Armadas en el coliseo de la comunidad Palma Roja, en Sucumbíos.

Correa, en horas de la tarde, se trasladó hasta Nueva Loja para grabar el enlace ciudadano de manaña, una vez que hoy viajará a Venezuela para participar de la cumbre de  la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que culminará el sábado por la tarde.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: