Implicada no rindió su versión en caso de firmas falsas

07 de septiembre de 2012 - 00:00

Los hermanos Celeste Celi Núñez y Edwin Jerez, quienes se entregaron el pasado martes a las autoridades por vinculaciones con la supuesta falsificación de firmas entregadas al Consejo Nacional Electoral (CNE), no rindieron su versión ayer en la Fiscalía del Guayas porque sus respectivos abogados no llegaron.

“Para la mañana de hoy (jueves) había sido citada a comparecer y rendir su versión la procesada Celeste Celi. Ella compareció, pero no su abogada y por eso se ha suspendido. Nuestro marco procesal exige que junto a quien rinde su versión en una instrucción fiscal esté su abogado defensor”, explicó Paúl Ponce, fiscal adjunto del Guayas, quien está a cargo del caso.

Ponce detalló que la Fiscalía dispondrá de una nueva fecha para que se cumpla con el requerimiento legal. Celi llegó acompañada de personal de seguridad y evitó hacer contacto con la prensa. Ella, quien ahora es testigo protegido, cubrió su rostro de las cámaras de los periodistas.

Ponce manifestó que ella está desde el miércoles dentro del Programa de Protección de Víctimas y Testigos porque denunciaron amenazas que ponen en riesgo sus vidas. Y es que sus declaraciones voluntarias habrían sido claves para detener a los tres primeros implicados.

A esta diligencia también acudió Rocío Bowen, abogada de Ángel Bowen, detenido el pasado 14 de agosto por implicaciones en el caso de falsificación de rúbricas. Ella afirmó que la versión que darán los implicados es de suma importancia para aclarar la inocencia de su defendido.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: