Para el 12 de noviembre se planifica una marcha con los choferes

Familiares de transportistas exigen a Nebot que revise costos operativos y fije tarifas (Galería)

- 06 de noviembre de 2014 - 00:00
El grupo de mujeres, entre las que había embarazadas, recorrió un tramo del Malecón 2000 hasta llegar al Municipio de Guayaquil. FOTO: MIGUEL CASTRO.

Para el 12 de noviembre se planifica una marcha con los choferes

En febrero, cuando corría la campaña electoral para Alcalde, el entonces candidato Jaime Nebot indicó que el Consejo Nacional de Competencias “ponía trabas” al Municipio de Guayaquil para no traspasar la competencia del tránsito. “No quieren entregar la competencia, les molesta”, dijo Nebot en una entrevista.

Esta vez el mensaje es otro: “Yo tengo que recibir competencias, obligación y dinero. No hay dinero sin competencia, ni competencia sin dinero”. Esto lo dijo ante la declaración de la ANT (Agencia Nacional de Tránsito) de que el Cabildo guayaquileño debe asumir el total control del tránsito en la ciudad.

Según contemplan la Constitución, el Código Orgánico de Ordenamiento Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad), la Ley de Tránsito y la Resolución 006 del Consejo Nacional de Competencias (CNC), los 221 municipios deben asumir las competencias de tránsito y esto incluye la definición de tarifas del transporte urbano.

La ANT indica que existen 3 tipos de Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD): A, B y C. El primero tiene la capacidad de matricular o revisar vehículos, otorgar títulos habilitantes y controlar el tránsito; el tipo B puede emitir títulos habilitantes y la matriculación; y el tipo C, solo títulos habilitantes.

Guayaquil es de tipo A y debía asumir los títulos habilitantes desde el 15 de septiembre.

Basados en estas normas, choferes y estudiantes han pedido en reiteradas ocasiones a Nebot que el Municipio de Guayaquil asuma totalmente las competencias (actualmente la Agencia del Municipio solo efectúa la revisión de vehículos) y llegue a un acuerdo para fijar los nuevos pasajes urbanos. Al reclamo se suma el de los familiares de los transportistas, quienes caminaron ayer desde un hotel en Guayaquil hasta el Municipio de la ciudad y luego a la Gobernación.

En Guayaquil hay 3.370 transportistas urbanos que piden la definición de los pasajes.  

Con carteles y banderas de Guayaquil, cerca de mil mujeres, entre  esposas, algunas embarazadas e hijas de transportistas urbanos, exigieron al Cabildo la revisión al costo de operaciones e hicieron una comparación de que hace unos años la libra de arroz tenía un costo de 20 centavos y ahora es de 45 centavos.

“En 11 años no se ha revisado el costo operacional, todo ha subido, la canasta familiar, los insumos de la transportación”, expresó Lorena Gilser, esposa de un socio de la cooperativa Las Orquídeas, mientras marchaba hacia el Municipio.

“Nos hemos visto obligadas a parar nuestros quehaceres domésticos y hacer un frente de mujeres de familias transportistas”, dijo Gilser.

Ella junto a otras dos mujeres (Martha Castro y Sonia Llaguno) subieron hasta el despacho de Nebot, quien dio la orden para permitir que ingresaran. “Teníamos expectativas de que el Alcalde dialogara con nosotras para darnos aliento, pero salimos con los brazos abajo”, afirmó Gilser. “Nos recibió solo por ser mujeres y, aunque nos atendió amablemente, fue tajante al decir que no iba a hablar sobre la revisión de costos operacionales mientras el Gobierno no le dé todo el dinero y que conversaría con nuestros esposos cuando eso ocurra”.

Sobre la reacción del Alcalde al preguntarle sobre las demás alcaldías que sí han asumido sus competencias, comentó: “Fue algo que no le gustó y solo me dijo que le preguntara al Gobierno”.

Ante la negativa, las 3 mujeres se trasladaron a la Gobernación, donde fueron atendidas por el titular, Rolando Panchana, quien manifestó que el Municipio de Guayaquil es el único de otros 7 que no ha asumido sus competencias. “El señor Nebot no quiere hacerlo. Los alcaldes no determinan cuántos son los recursos suficientes sino el Consejo Nacional de Competencias, que hace mucho lo decidió, pero como él no entiende razones, es soberbio, engreído y prepotente, provoca estos problemas”.

Por otra parte, el alcalde Nebot insiste en convocar a una consulta popular para definir el tema tarifas. La próxima semana el funcionario se reunirá con instituciones y representantes populares para determinar la convocatoria.

Por lo pronto adelantó la pregunta: “¿Usted está de acuerdo con recibir menos obras y menos servicios, menos pavimento popular, menos computadoras, menos libros gratuitos, menos salud gratuita, menos regeneración urbana, menos parques, menos juegos de agua gratuitos, para que ese dinero se vaya a los empresarios del transporte?”, dijo Nebot en su acostumbrado enlace radial de los miércoles.

Estefanía Guariño, con 4 meses de embarazo, quien acudió a la marcha, rechazó la consulta: “La hacen como para lavarse las manos. Me parece innecesaria, sería mejor que el dinero que van a gastar sirva para realizar una revisión, un informe bien hecho”.

Además, Sonia Llaguno aseguró que la postura del grupo se contrapone a la consulta. “Él nunca preguntó si estábamos de acuerdo con la Metrovía ni sobre el estudio del transporte aéreo, ¿por qué ponernos a la ciudadanía en contra?”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: