El IESS se alista para un “golpe de timón” morlaco

08 de mayo de 2013 - 00:00

Ramiro González, el presidente del directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) que más ha durado en el cargo, inició la transición en este organismo. El proceso comenzó el lunes con un homenaje en Guayaquil y continuó ayer con una rendición de cuentas de cinco años de gestión.

“Este es el último evento al que vengo como presidente del directorio del IESS”, anunció González en la Caja del Seguro del puerto principal, adecuada especialmente para  un homenaje a su labor.

En la mañana participó en la inauguración de un área en el hospital Teodoro Maldonado Carbo, de Guayaquil, para tratar a enfermos con  cáncer.

El director regional del Seguro, Agustín Ortiz, ofreció el discurso de rigor. Calificó la labor de su jefe con un diez sobre diez. Enumeró los logros en la administración  saliente y se comprometió a continuar   el  trabajo a favor de los afiliados.

Pese al ambiente ceremonial, González fue el más informal. Llegó acompañado de sus colaboradores, un  poco despeinado y, visiblemente, cansado. Saludó sonriente a los empleados que lo esperaban para despedirlo.

A ellos se sumaron varios ex candidatos a la Asamblea del partido Avanza, del cual  forma parte y dirige. Allí estaban Javier Arboleda y Enrique Laverde, los cuadros más destacados de la agrupación en Guayas.

La anécdota de la noche la contó a González. Recordó que el presidente Rafael Correa le pidió que lo acompañara a un viaje y durante el vuelo le pidió que se hiciera cargo del IESS. “Por eso no pude salir corriendo”, dijo entre risas. Era un puesto temido, políticamente malo, porque ningún funcionario duraba 11 meses.

Para González, su principal logro ha sido mejorar la atención a los jubilados porque antes se morían esperando sus pensiones. “Un pueblo que no valora a sus mayores y el trabajo que realizaron, es un pueblo que no merece tener futuro”, remarcó.

El funcionario saliente ofreció cifras de su gestión. Contó cómo asumió la entidad y cómo la deja. Su discurso duró una hora en un espacio adornado con grandes fotografías de él. También citó la creación del Banco del IESS como uno de los logros de su gestión.

González no se irá del Gobierno. “Ahora el Presidente de la República me pidió colaborar en el Ministerio de Industrias y desde otra trinchera seguiré con el mismo espíritu para transformar la nación”, señaló.
Preparan reunión con Cordero

Su sucesor será Fernando Cordero, otra figura prominente del Gobierno. Aunque no se ha anunciado de manera formal, los equipos de ambos personajes preparan una reunión para definir la transición.

De hecho, Cordero ya ha iniciado su propio trabajo. Se reunió con Correa para definir prioridades y una será la aprobación de la nueva Ley de Seguridad Social.

Aún se desconocen cuáles personajes continuarán en su cargo, pero los directores provinciales son de libre remoción.

Mientras tanto, González continuará su despedida. Ayer, de noche, tenía previsto ofrecer una rendición de cuentas formal en Quito. La ceremonia en Guayaquil terminó con la  develación de una placa en homenaje al funcionario.

CORDERO RENDIRÁ CUENTAS MAÑANA ANTE LOS ASAMBLEÍSTAS

Fernando Cordero, actual presidente de la Asamblea Nacional, reemplazará a González, pese a que el legislador  fue reelecto en los comicios pasados.

Para despedirse del Poder Legislativo Cordero ha convocado a los asambleístas a la  sesión 231, en la que  tiene previsto un programa especial, que contempla la rendición de cuentas correspondiente al período 2009-2013.

Los compañeros de Cordero también le ofrecieron una recepción, anoche,  en un hotel de  la capital. El asambleísta reelecto informó, a través de las redes sociales, que un gran logro de su gestión es la calificación que obtuvo la Asamblea (62,8%), comparado con el 7% de aprobación que tenía el antiguo Congreso Nacional, en 2008.

Sobre su gestión enfatizó: “en la Asamblea han habido obstrucciones. Si de algo se van a arrepentir los legisladores que salen es no haber aprobado la Ley de Comunicación, por esos mitos creados por el aparato mediático, por sus complejos”.

Adicionalmente, reiteró que “sigo en la revolución, no me he cambiado de equipo”, solo que ahora desempeñará otro cargo.

Dijo que mantendrá las cosas buenas que hay en el IESS y que “en un año debería estar aprobado el plan de contingencia para solucionar los problemas que aún persisten en el ámbito de la Seguridad Social.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: