Ecuador propone la construcción de una economía social del conocimiento (Video)

09 de diciembre de 2014 - 11:40

En su intervención el lunes, en Veracruz (México), durante la Cumbre Iberoamericana, el presidente Rafael Correa subrayó que la educación, la ciencia, tecnología e innovación son funfamentales para el desarrollo, por lo que Ecuador ha adoptado una política nacional agresiva para promover estos aspectos.

Correa expuso que con la impresionante generación de conocimientos a nivel mundial, "los países que no generamos conocimientos seremos cada día más ignorantes en términos relativos y más dependientes de lo que producen otros".

Por estos motivos, añadió, la educación superior ha sido una de las preocupaciones centrales de su Gobierno y constituye un desafío de toda América Latina. "No existe ninguna universidad latinoamericana entre las 100 mejores del mundo", enfatizó.

En ese sentido, explicó que Latinoamérica es tan solo un generador marginal de conocimiento a nivel mundial, pues sólo invierte el 0.7% del Producto Interno Bruto (PIB) en investigación y desarrollo, cuando el promedio de los países desarrollados es mucho más alto, del 2,4%.

De allí que el Mandatario planteó la necesidad de cambios en las relaciones de poder internas en una sociedad, pero también, dijo, se requieren cambios en las relaciones de poder a nivel internacional.  "Existen importantes restricciones externas, neodependentismo y neocolonialismo, que impiden el desarrollo de nuestros pueblos", sostuvo.

También, agregó, han surgido nuevas e igualmente injustas formas de división del trabajo. "Si antes los países desarrollados producían materias primas y los países hegemónicos bienes industriales de alto valor agregado, ahora los países desarrollados generan conocimiento que privatizan y nosotros bienes ambientales de libre acceso", manifestó Correa.

El Presidente ecuatoriano indicó que hay maneras más eficientes de incentivar la producción del conocimiento. Una de ellas es la mayor participación de la academia y del mismo sector público y, la otra, es que el Estado compense a las empresas que crean conocimientos con fines de lucro, para poner ese conocimiento a disposición de toda la humanidad. Sin embargo, dijo que el gran problema de estas alternativas "es que tienden a socavar fundamentalismos ideológicos y el imperio del capital".

"El principio aparentemente pragmático de la privatización del conocimiento, además de su ineficiencia social, no es otra cosa que el sometimiento de los seres humanos al capital", apuntó.

Manifestó que los países desarrollados "no pagan por consumir nuestros bienes ambientales" y, contrario a lo que se cree, la generación estos puede ser muy costosa, "no en cuanto a costos directos, sino a lo que los economistas llamamos el costo relevante, el costo de oportunidad".

"Hoy muchos exigen- sin ninguna solvencia moral- que no se explote el petróleo de la Amazonía. Pero eso implica un costo inmenso por los ingresos no recibidos y por un día que transcurre con un niño sin escuela, una comunidad sin agua potable o gente muriendo por enfermedades evitables, verdaderas patologías de la miseria", acotó Correa.

Indicó que esta es la nueva división internacional del trabajo y también es un problema político, de relaciones de poder a nivel internacional. Si la situación fuera a la inversa, ejemplificó, los países desarrollados "ya nos habrían hasta invadido para obligarnos a pagar una justa indemnización en nombre de la civilización, derechos, etc".

El Mandatario señaló que el conocimiento, como bien público, es la base de lo que en Ecuador se ha denominado como la economía social del conocimiento, la creatividad e innovación.

"La gestión del conocimiento en nuestra América debe estar orientada a producir innovación, la edificación de nuevas prácticas y formas de organización que ayuden a producir bienes y servicios que solucionen problemas propios del país o la región, que permitan  direccionar aspiraciones sociales y potenciar aquellas ventajas comparativas para construir nuevas formas de generación de riqueza", sostuvo.

Además, puntualizó que esa gestión  del conocimiento debería permitir que la difusión de la información sea tan masiva que viabilice una libertad en su acceso. "Debemos reconocer el estatus público y común de la información del conocimiento, dejando atrás el hipermercantilismo e hiperpatentamiento que conlleva una subutilización del bien conocimiento en beneficio de nuestros pueblos", dijo.

Correa subrayó que dicha propuesta será viable en la medida que se supere las principales barreras para la construcción de una sociedad del conocimiento, pero sobre todo producir un cambio de mentalidad en donde la ciudadanía incorpore el error y el fracaso como parte del proceso y aprendizaje creativo.

El Jefe de Estado indicó que en Ecuador y en la mayoría de los países de la región, no ha estado dentro de las estrategias del desarrollo el colocar al conocimiento en el centro del cambio social.

Sostuvo que la gestión del conocimiento en la región tuvo 2 vías: por un lado, una gestión caótica que edifica casi inconscientemente un no sistema y, por otro lado, una administración que forma parte de un juego geopolítico mundial articulado a la estrategia de ventajas comparativas que apostó a la liberalización del comercio a través de arquitecturas normativas que rigen los aspectos de los derechos de propiedad intelectual vinculados al comercio.

"En ambos casos los países perdieron opciones de políticas públicas para desarrollar sistemas de innovación económica y social acordes a la etapa de desarrollo que atraviesan nuestros países.

En respuesta a estas dos vías, manifestó el Mandatario, Ecuador propone la construcción de una economía social del conocimiento, la creatividad e innovación. Ello implica edificar el sistema de ciencia, tecnología innovación y cultura, cuyo centro sea el talento humano.

Explicó que por eso en el país se empezó con una reforma en el campo de la educación, especialmente superior. Pero dijo que desde lo público es necesario que haya una adecuada institucionalización que impulse la innovación. De allí que informó que en los próximos meses enviará a la Asamblea el Código Orgánico de la Economía Social del Conocimiento, la Creatividad y la Innovación, "para fomentar la construcción de un círculo virtuoso entre Estado, academia, sector empresarial y actores sociales".

El Mandatario tiene previsto volver este martes al país.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: