Ecuador busca diversificar su oferta en la UE

14 de marzo de 2011 - 00:00

El Ecuador espera una respuesta favorable de la   Unión Europea (UE) para reanudar lo antes posible  las negociaciones que  permitan alcanzar  un Acuerdo Comercial Multipartes.

El primer acercamiento se dio hace tres semanas, cuando la Cancillería remitió una carta al jefe negociador de la UE, Gaspar Frontini,   aclarando  los aspectos relacionados con compras públicas y servicios, los sectores en donde se daría el intercambio comercial.

El viceministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, explicó que la  carta  propone  términos factibles para que la UE se siente nuevamente en la mesa de negociación,  y que paralelamente,  se hace  un ejercicio de cabildeo a nivel público y privado con las  autoridades   en Bruselas (Bélgica) y Bogotá  (Colombia), por lo que confía en que los resultados se conozcan  entre  abril y mayo.

En cuanto a las condiciones de negociación, el funcionario explicó que los europeos quieren saber  los ámbitos en los que podrán entrar a invertir en   compras públicas  y si van a tener espacio para ofrecer sus servicios a través de mecanismos de inversión extranjera directa.

“En ambos casos es absolutamente factible, obviamente dentro de lo que prevé  la Constitución, salvaguardando la potestad que tiene el Gobierno para controlar y regular los sectores estratégicos. Y en    compras públicas, dando prioridad a las pequeñas y medianas empresas, pero también otorgándole   privilegios a las empresas de la UE”, precisó Rivadeneira.

Para el sector empresarial, la apertura de nuevos mercados es prioritario,  sobre todo, mientras se resuelve  la extensión del Tratado de Preferencias Arancelarias Andinas (Atpdea) con los EE.UU.

Pedro Guarderas, representante de los exportadores de brócoli, se refirió a  la importancia del mercado estadounidense y europeo, pues  hacia el primero va el 30%     de la producción y el 70% restante se destina a varios países de Europa y Japón.

El empresario teme que si no hay mercados para colocar su producto, decenas de familias   productoras de las provincias de Tungurahua, Cotopaxi y Chimborazo se verán afectadas. “Lamentablemente no hay alternativas, ahora el mercado es Europa o Estados Unidos y en algún porcentaje, Japón”, acotó.

Del mismo modo, Gustavo Nuñez, propietario de Asiservi, asegura que todo acuerdo comercial, sin importar cómo se llame, beneficiará al sector empresarial porque permitirá  elevar las exportaciones y con ello se incentiva la generación de empleo.

“Vemos con beneplácito que el Gobierno abra nuevas relaciones comerciales con otros países”, expresó el empresario, quien indicó que   los productos de mar elaborados en el Ecuador llegan a  España, Italia, Francia, Bélgica, Grecia y  Portugal.

Al respecto, Rivadeneira indicó que existen grandes oportunidades de  negocio, principalmente para el sector agroindustrial  y  manufacturero, que  cada vez  gana más espacio por su gran  calidad.

“El Ecuador tiene concentrada su exportación en ocho  o nueve  mercados  cuando  (en la UE) son 27, entonces existe la   posibilidad de crecer en otras áreas como la zona báltica  y nórdica de Europa, en  donde están las economías emergentes”, precisó.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: