“Cooperación fue usada como herramienta de geopolítica”

03 de julio de 2012 - 00:00

¿Por qué se decide a apostar   por una cooperación internacional de carácter especializado?

La cooperación va a tener un cambio. Estamos haciendo un proyecto de ruptura con lo que anteriormente estaba trabajando la cooperación en el país.

De a poco se revelan los mitos sobre el tipo de cooperación que estaba  asentada y que iba  hacia lo que querían de afuera. Ahora, el Ecuador decidió que quiere apostar por una cooperación más especializada, dirigida y orientada hacia lo que se necesita y requiere.

¿Qué está detrás de todo esto?

Usted sabe  que la cooperación fue utilizada no solo como un mecanismo para  transmitir conceptos sobre lo que debe ser la economía, escasez, crisis, una  visión económica, sino que fue -también- una herramienta política y de estrategia geopolítica  en algunos países. En este caso,  el Ecuador orienta una nueva mirada del desarrollo, buen vivir y pensar. Sabe  que la verdadera apuesta que se debe hacer es en la gente y en su formación (que puedan pensar, crear...) como en el caso de Prometeo viejos sabios. Tenemos las  becas, que están innovando y   aterrizarán en un espacio físico que es Yachay (Ciudad del Conocimiento).

¿Por qué el cambio?

Viene con el ir develando el mito sobre la cooperación. Además está el hecho de que el Gobierno y el Ecuador recuperaron  la capacidad planificadora y los ministerios se orientan como rectores de la política pública. Acordémonos lo que sucedía hace 10 años, cuando se tenía las ONG internacionales haciendo política pública en el país e incluso se endeudaban con alguna banca internacional para dar el servicio básico de salud o educación. El Ecuador ahora asumió las riendas del desarrollo y sabe qué es lo que quiere.  Eso nos lleva a replantearnos qué tipo de cooperación se quiere y qué tipo de cooperación no queremos.

¿Qué tipo de cooperación no se requiere?

Aquella que no es entendida en este concepto de desarrollo y del buen vivir. Aquella cooperación que en vez de complementar la  institucionalidad pública y los ministerios, más bien trabaja en paralelo. Aquella que duplica y no suma. La  cooperación que evidentemente realiza  injerencia política no entra en cooperación para el desarrollo y no puede ser entendida así. Aquella cooperación desestabilizadora no la necesitamos, al igual  que la que duplica esfuerzos y crea unidades ejecutoras en ministerios con mega sueldos y que desde allí se hace la rectoría de políticas públicas.

¿Lanza la Seteci un ultimátum a las organizaciones que no se enmarquen en este esquema?

Hay apertura. Es un proceso de tres años en donde hemos ido negociando. Tenemos nuevas negociaciones con algunos países y se ha podido ver  ese cambio. Ahora lo que pensamos -pero eso va para las mismas cooperaciones- es que estas entidades deben  replantearse su misma cooperación, su misma filosofía y lo que ellos entienden sobre cooperación para el desarrollo. Y aquello  no es fácil para algunos países.

¿Qué países se han mostrado rígidos en afrontar el cambio?

Le diría que actualmente estamos frente a dos procesos de negociación. No se podría decir  rígidos. Voy a  hablar del momento actual, en donde mantenemos relaciones con la Unión Europea con  una apuesta fuerte por fortalecer capacidades y talento humano dentro de las instituciones públicas. Allí,  las negociaciones han sido rápidas y fluidas, y efectivamente tendremos un nuevo documento en un año más.

¿Con  los Estados Unidos?

Hay otro momento en donde estamos en las negociaciones con la cooperación norteamericana. Allí es el mismo concepto de la cooperación para el desarrollo, según Usaid y la política exterior norteamericana. Allí es más complejo y es parte de las negociaciones que tenemos. Ellos están al tanto de cuáles son las nuevas orientaciones y que la apuesta será para estos sectores. Ya veremos cómo  se concreta.

¿Las condiciones actuales  del Ecuador influyen en una eventual salida de la cooperación?

No, yo creo que muchos países han entendido que negociar con el Ecuador no es como antes. El Ecuador define ahora sus intereses, las áreas en donde quiere trabajar y en función de eso se suma. Muchas de las cooperaciones que venían para ciertos sectores -si se compara con la cantidad de recursos que destina el Gobierno Nacional a salud y educación- no llegan ni al 0,07%, porque el Estado  ha asumido las competencias en  salud, educación y no necesita más cooperación ni infraestructura.

Y les dice claramente: yo quiero ahora que estén en esto. La verdadera transferencia de tecnología se va a dar cuando la negociemos en la forma como nosotros queremos. La tecnología  que venía antes  de la cooperación era utilizada en la UE y EE.UU. hace 30 años. Entonces, lo que necesitamos es adaptar esa tecnología y conocimiento; crearlas, modificarlas y establecer los propios procesos en innovación tecnológica.

¿Se tiene cifras de  cooperación?

Anualmente por cooperación no reembolsable se destinaban entre 250 y 270 millones de dólares. Hicimos un análisis ajustado de lo que puede entenderse como cooperación dedicada a educación inicial, becas, gestión del conocimiento, de 212 millones de dólares en 2007-2010. Esta cifra es de cooperación que la ejecuta tanto el Gobierno, ONG internacionales y otros organismos internacionales. Queremos que sea una cooperación que permita fortalecer la institucionalidad pública, trabajando de la mano del Estado.

¿Por qué es necesario trabajar con los entes rectores?

Porque muchas veces se ha dado cooperación y proyectos  que no han sido sostenidos y se quedan allí, se pierden. Desde el Gobierno Nacional y seccionales buscamos hacer sostenibles este tipo de procesos.

¿En qué áreas la cooperación invierte más?

En su mayoría tiene que ver con sector social; ambiental en menor peso, lo que es apoyo productivo y oportunidades de comercialización hacia afuera. El sector ambiental, debido a Río+20, necesitará el refinanciamiento y  debería ser uno de los sectores que más aportes reciba de la cooperación.

¿Cuánto se invertirá en el  2012?

El monto estimado de cooperación es similar, porque son proyectos que se ejecutan o estuvieron destinados para  cuatro años. Son ya desembolsos de los proyectos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: