Contenido informativo de diarios complica análisis

25 de junio de 2011 - 00:00

La regulación de los contenidos discriminatorios para los medios impresos es un tema complejo, según lo advierten los integrantes de la Comisión Ocasional de Comunicación de la Asamblea.

Y es que no es lo mismo regular a un medio audiovisual, en el que se puede supervisar la programación en torno a las audiencias y  horarios, que a un periódico  en el que priman textos más que imágenes.

Betty Carrillo advirtió de este inconveniente y pidió a sus compañeros que piensen en mecanismos de control de mensajes discriminatorios que pueden difundir los periódicos o revistas.

“Es  necesario  ver cómo podemos regular los contenidos de la prensa escrita, por ejemplo, diario Extra que denota hechos de violencia”, señaló  la asambleísta, quien indicó que la regulación a los medios impresos forma parte del mandato popular expresado en las urnas el pasado 7 de mayo.

Carrillo propuso que se tenga en cuenta el target, es decir el grupo objetivo al que va dirigido el diario, periódico o revista. Así, expresó que no se venda diarios como Extra a menores de edad.

“Son los propios periódicos que deben tener una calificación”, dijo al tiempo de señalar que en la actual legislación no hay nada sobre regulación a medios impresos.

La legisladora insistió que se debe   trabajar en este tema a fondo para  no herir susceptibilidades.

“Es importante poner límites a las cosas que se pueden informar o promover. Las libertades necesariamente tienen límites y deben ser reguladas. Nosotros no queremos coartar la libertad a las personas de ver cualquier cosa”, sostuvo.

Jimmy Pinoargote también consideró que el tema de la prensa escrita es complicado, sobre todo, por el contenido informativo.

Dijo que en el caso de las fotografías sería más viable la regulación, debido a que son imágenes.

Comentó que todo lo contrario sucedería con los textos que pueden revelar mensajes discriminatorios.
“Es importante la libertad de expresión, pero con responsabilidad ulterior”, manifestó.

Para Lucía Lemos, decana de la Facultad de Comunicación, Lingüística y Literatura de la Pontificia Universidad Católica de Quito, es indispensable decir primero qué es un contenido discriminatorio.

La catedrática señaló que los contenidos discriminatorios son aquellos que dan un trato de inferioridad por motivos sexuales, raciales, políticos o religiosos.

Expresó que la base jurídica a tomarse en cuenta para estructurar la clasificación de este tipo de mensajes, para medios audiovisuales o escritos, radica en la Constitución y en las normas internacionales que hablan sobre  derechos humanos.

Recomendó que los mensajes sean clasificados por los que ofenden y los que son dirigidos.

Contenidos informativos


El asambleísta Rolando Panchana pidió a los comisionados que no se concentren en los contenidos informativos. La razón es que apenas representarían entre el 20 y 25% de todo lo que se ofrece  al público, principalmente, en  la televisión.

Recalcó que el resto de los contenidos se divide en entretenimiento, crónica roja y prensa rosa.
La asambleísta María Augusta Calle mencionó que hay ejemplos en la televisión sobre prensa rosa, como el programa Vamos con todo que debe tener límites.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: