Con un “Cacerolazo” piden que Reino unido dé el salvoconducto

27 de agosto de 2012 - 00:00

Con ollas, tapas, cucharas y carteles llegaron ayer   a la embajada británica en Quito decenas de simpatizantes de Julian Assange para participar en el “Cacerolazo”, una manifestación de apoyo a  la decisión del Gobierno de Ecuador de conceder   asilo diplomático al fundador de WikiLeaks y, a la vez, para   pedir a Reino Unido que emita el salvoconducto  que  le permita salir de la embajada ecuatoriana.

“Abajo el imperio, nosotros no somos colonia”, rezaba uno  de los carteles exhibidos en  la avenida Naciones Unidas, en el norte de la ciudad.

Eduardo Ilvay llegó al sitio por  la convocatoria a través de las  redes sociales. Acudió, dijo,  porque es la primera vez que ve al Gobierno   enfrentarse con diplomacia y amparado  en un principio internacional para  defender su soberanía y dignidad. 

“Eso   da orgullo”, expresó.  Iván Sánchez, defensor de los derechos humanos, subrayó  que es vital que  Ecuador apoye la defensa del derecho internacional y de las personas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: