La justicia sueca mantiene la orden de arresto contra Julian Assange

- 16 de julio de 2014 - 11:27
Simpatizantes de Assange se congregaron ante la embajada de Ecuador en Londres con pancartas en las que pedían la liberación del fundador de WikiLeaks. Foto: AFP

Un tribunal de primera instancia de Estocolmo acordó este miércoles mantener la orden de prisión preventiva dictada en ausencia contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en noviembre de 2010 por cuatro presuntos delitos sexuales que él niega.

El Tribunal desestimó los argumentos de los abogados defensores del periodista australiano, que se refugió hace dos años en la embajada de Ecuador en Londres después de que el Supremo británico ordenase su extradición a Suecia.

Los abogados de Assange anunciaron que apelarán la decisión del tribunal, que consideró que el australiano sigue siendo sospechoso de los cargos que se le imputan y que existe riesgo de fuga.

Ese fue el argumento esgrimido hoy por la Fiscalía, que instó a prolongar la orden de arresto al considerar real el riesgo de fuga de Assange, lo que impediría que fuera interrogado.

Nada más enterarse del veredicto, un grupo de simpatizantes de Assange se congregó hoy ante la embajada ecuatoriana en Londres pidiendo su liberación.

Por su parte el portal WikiLeaks reaccionó mediante un escueto mensaje en Twitter, en el que pareció indicar que recurrirá el fallo, y que dice así: "Veredicto: Sin cambios. Continúa el status quo, al menos hasta que haya recurso".

El australiano trata de buscar una solución legal a su caso desde que el 19 de junio de 2012 pidió refugio al gobierno del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, después de que el Tribunal Supremo británico ordenase su extradición a Suecia para ser interrogado.

Dijo que temía que si se le enviaba a Suecia iba a ser extraditado a Estados Unidos, donde WikiLeaks hizo correr ríos de tinta cuando publicó miles de documentos clasificados del gobierno norteamericano.

A finales de 2010, WikiLeaks destapó la actividad secreta de las autoridades norteamericanas. Los documentos revelaron informaciones sin precedentes desde opiniones de los diplomáticos norteamericanos sobre líderes chinos hasta nuevos balances de muertos en Irak.

El equipo legal de Assange aseguró que la Fiscalía sueca ha alargado el caso durante demasiado tiempo al no tomarle declaración en la embajada.

Assange es consciente de que la orden de detención sueca es solo una parte de la batalla legal que le tiene confinado a la embajada. "Sigo teniendo un problema todavía mayor que es el del juicio pendiente y la posible orden de extradición a Estados Unidos", dijo a los periodistas en una rueda de prensa en junio.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: