César Montúfar provoca al Presidente en Chambo

01 de mayo de 2011 - 00:00

El acceso al Coliseo de Chambo (Chimborazo) se convirtió ayer en el escenario en donde las expresiones a favor y en contra de la consulta popular del próximo 7 de mayo afloraron.

El asambleísta del Movimiento Concertación Nacional, César Montúfar, junto a una veintena de simpatizantes llegó hasta ese lugar para impedir el ingreso del presidente de la República, Rafael Correa. Por ese motivo, el enlace sabatino comenzó con casi 15 minutos de retraso.

Y es que Montúfar cumplió con su promesa realizada el pasado viernes en Quito, cuando en una concentración en los exteriores del palacio de Gobierno anunció que estaría presente en Chambo.

Ese día Montúfar dijo que lo único que quiere es debatir democráticamente con el Jefe de Estado sobre las razones de por qué votar por el Sí. Pero en Chambo, Montúfar junto a sus seguidores portando camisetas alusivas al No, esperaban al Mandatario con brócolis y rábanos que fueron repartidos con anterioridad entre la gente.

Entre gritos y carteles, Montúfar y sus seguidores pedían que Correa saliera a debatir. “Opinar no es delito”, decía.

En imágenes difundidas por Ecuador TV, incluso se vio a menores de edad portando camisetas por el No.

Al interior del Coliseo, Correa advirtió que el legislador quiere provocar incidentes y lo calificó de mediocre. Palabra que fue coreada por la mayoría de asistentes a su enlace. A su salida, sus coidearios trataron de bloquear las intenciones de Montúfar, aunque la lluvia de vegetales no se hizo esperar.

“Nos quieren decir que los provocadores somos nosotros, la gente es mala y mentirosa”, sostuvo, al tiempo de manifestar que ese tipo de actitudes ya fueron advertidas por él al inicio de la campaña.

“Les advertí que como no tenían más argumentos, la oposición iba a tratar de generar incidentes en donde sea”, dijo, al tiempo de recordar cada uno de los incidentes en los que le han faltado el respeto con señales obscenas e insultos.

Criticó que ante esta serie de hechos, los medios de comunicación se hayan convertido en centrales de campaña y añadió que esa posición es antiética.

“La historia sabrá juzgarlos”, expresó, no sin antes hacer alusión a una de las frases del general Eloy Alfaro: “la falsedad, la injuria, la calumnia en sus más repugnables fases han sido las armas preferidas por nuestros adversarios”.

Finalmente, Correa pidió a Montúfar que en vez de estar con brócolis y rábanos fuera primero a trabajar y diera quórum en la Asamblea.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: