“Bien hechito, ya era hora (aprobar la ley)”

16 de junio de 2013 - 00:00

El presidente de la República, Rafael Correa, desmintió ayer las aseveraciones de sectores de la oposición acerca de que la Ley de Comunicación, aprobada el viernes en la Asamblea Nacional, tenga rasgos de autoritarismo.

Para probarlo, el Primer Mandatario señaló que, por ejemplo, el Consejo de Regulación que crea la normativa no podrá clausurar medios de comunicación. El Jefe de Estado sostuvo, durante su enlace sabatino emitido desde la provincia de El Oro, que las atribuciones del organismo consistirán en regular el acceso a la comunicación e información, clasificar las franjas horarias y crear mecanismos para difundir formas de comunicación diversas y vinculantes.

Correa indicó que, contrariamente a lo que quieren hacer creer ciertos medios, la antigua Ley de Comunicación, vigente desde la era de la dictadura en los 70, sí tenía la potestad de cerrar medios de comunicación. Además, señaló que la Superintendencia de Telecomunicaciones estaba representada por una mayoría de funcionarios públicos.

Y contrariamente a la antigua legislación, la nueva Ley de Comunicación establece que el Consejo de Regulación estará conformado por un representante de la Función Ejecutiva, uno de los Consejos Nacionales de Igualdad, otro del Consejo de Participación Ciudadana, otro de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) y uno de la Defensoría del Pueblo; conformación que obedece a una mayor representatividad democrática, señaló el Jefe del Ejecutivo.

Asimismo, dijo que la nueva institucionalidad trabajará en políticas públicas y regulaciones para  que la ley sea aplicable y que por otra parte será un juez administrativo independiente que se encargará de procesar demandas y reclamos ciudadanos en relación con los derechos de la comunicación, con capacidad de sancionar únicamente de forma pecuniaria (económica).

Correa recalcó que la Ley de Comunicación equilibrará el acceso a medios, además de que permitirá promover la producción nacional.

También mencionó que figuras como el linchamiento mediático permitirán una responsabilidad sobre la información que se transmite y evitará perjudicar a terceras personas de manera concertada con publicaciones reiteradas que exponen informaciones falsas o con verdades a medias.

Para el Presidente, los artículos que conforman la nueva legislación están enfocados en el beneficio de la ciudadanía. “Después de cuatro años de bloqueo, Ecuador por fin cuenta con una Ley de Comunicación. El buen periodista no tiene nada que temer, pero aquellos acostumbrados a dañar la honra de los ciudadanos, a pasar sobre la Constitución y el Estado de Derecho  tienen mucho de qué preocuparse”, manifestó.

El titular del Ejecutivo se mostró de acuerdo con que las tareas de comunicación las realicen profesionalesPor otro lado, Rafael Correa se refirió al tema de la profesionalización de los comunicadores, tema establecido en la nueva normativa. El dignatario resaltó que la normativa dispone que las personas que manejan información tengan título profesional como periodistas.

“Ahora dicen que esto atenta contra las libertades fundamentales. Están locos. Vayan a Francia, allá hasta el camarógrafo tiene que ser periodista”, señaló en relación a críticas vertidas sobre el tema.

“Ahora los que manejan la información deben ser periodistas profesionales. Ahora no bastará tener una cara bonita, un cuerpo atractivo para poder ser periodista. Se debe ser periodista  profesional”, manifestó.

El Jefe de Estado comparó el hecho de que no haya periodistas en los medios como que en un hospital pueda operar alguna persona sin estar habilitada para aquello.

De la misma manera, el dignatario negó que hubiera intervenido en la redacción de la Ley de Comunicación.

Y recordó que el anterior cuerpo legislativo bloqueó durante cuatro años la normativa. “Lo que hicieron fue discutir el texto y querían que esta nueva Asamblea solamente votara lo que ellos dejaron discutiendo. Absurdo”, señaló.

Así mismo, durante el enlace, el Primer Mandatario se refirió a la posibilidad de establecer censura en determinadas circunstancias de conmoción interna del país y rechazó que ese fuese un tema establecido por primera vez por la nueva Ley de Comunicación. “Eso ya existe. Lo hacen ver como que es algo nuevo, pero no lo es. En emergencia se puede poner una cadena nacional, se puede aplicar censura previa para que, por ejemplo, no haya periodistas que inciten a la violencia. Ya existía esa disposición (en la antigua ley), pero quieren hacerlo ver como que se incluyó ahora”, recalcó.

Rafael Correa rechazó la publicación de un editorial contra la ley por parte de 53 diarios de ColombiaY dando un ejemplo del comportamiento que se busca cambiar en los medios de comunicación, Correa rechazó que 53 diarios de Colombia hayan publicado conjuntamente el viernes un editorial en contra de la normativa ecuatoriana sobre la comunicación.

“Eso dice mucho. Primero la indelicadez, la grosería de meterse en asuntos nacionales, en contacto con los (diarios) de aquí, que no les quepa la menor duda”, dijo el Primer Mandatario.

Y añadió: “Segundo, nos dan la razón, pues que 53 diarios de Colombia puedan publicar la misma mentira, quiere decir que hay colusión, que se ponen de acuerdo para defender sus intereses. Y después hablan de mercado, de autorregulación. ¿Qué autorregulación? Eso no ha existido nunca ni existirá jamás. Lo que hay es gallada, argolla. ¿Para defender el derecho a informarse? No, el big bussines (gran negocio), censuró el Jefe de Estado, estableciendo que esperaba  una  rectificación, pero que si no llegaba no importaría”.

El Primer Mandatario pidió ayer a la ciudadanía que esté  alerta ante la posibilidad de que se fragüe un nuevo golpe de Estado en su contra, al igual que ocurrió el 30 de septiembre de 2010.

Lo dijo luego de anunciar que obligará a que el Club de Oficiales de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) a devolver un terreno adquirido y vendido indebidamente en Guayaquil; por esta última transacción,  el organismo habría recibido 12 millones de dólares.

Club de la FAE debe devolver un terreno

El Primer Mandatario explicó que ese espacio será  utilizado por el Gobierno para la construcción de edificios de entidades públicas para atender mejor a la ciudadanía. Y sostuvo que ya solicitó revertir la operación e hizo un llamado a los jóvenes oficiales a cambiar ese tipo de situaciones al interior de las Fuerzas Armadas.

“Si no se devuelve ese terreno  tengo la capacidad de deshacer el club y por ley todo pasará al Gobierno. No  permitiré que, sin hacer nada, un club de oficiales tenga 12 millones de dólares”, dijo Correa, quien añadió que con esa suma se podrían construir “cuatro escuelas del Milenio para 8.000 estudiantes”.

Sobre el mismo tema, Rafael Correa informó que el Club de Oficiales es mantenido con rubros descontados de los sueldos de los militares de forma obligatoria. “Estos aportes deben finalizar, son ilegales los descuentos en contra de la voluntad de un oficial.  Esto es inconstitucional”, dijo, y añadió que acabará con los abusos que se producen en las FFAA.

Plazo para consulados virtuales

El Presidente dio un plazo de seis meses a los jefes de las delegaciones diplomáticas en el exterior para que se implemente el sistema de consulados virtuales, a fin de facilitar la atención a los migrantes.

Correa informó ayer que durante un taller de evaluación a las 50 embajadas y 80 consulados, que mantiene el Estado en el exterior,  detectó que no ha avanzado el proceso de servicio "cero papeles" en dichas legaciones diplomáticas.

El Jefe de Estado indicó que en el plazo establecido las delegaciones deberán implementar las plataformas tecnológicas necesarias para que todos los trámites se realicen por Internet y solo se los hará personalmente en los casos en que inevitablemente  se requiera la presencia del usuario.

“Cuando me demuestren que más trámites se han hecho por Internet sabremos que hemos avanzado”, agregó el Jefe del Ejecutivo.

También anunció la reducción de consulados generales, cuyo exceso solo aumentaría gastos.

“En Estados Unidos, por ejemplo, se detectaron 14 consulados, pero todos son generales. Con esa reducción ahorraremos recursos, se eliminarán las trabas burocráticas y se dará paso a una eficiente atención virtual”, dijo, al tiempo de advertir que adoptará acciones contra el personal diplomático que no cumpla estas disposiciones.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: