Autoridades niegan hechos de violencia en operativo en Manabí

19 de octubre de 2011 - 14:59

El secretario Nacional del Agua, Cristóbal Punina, negó que existiera violencia en el operativo de desalojo, que se realizó ayer desde las 4:30 hasta las 6:00, en las áreas aledañas a los terrenos donde se construirá el Proyecto Multipropósito Chone en Manabí.

En la acción uniformada que se realizado en la expropiedad del ciudadano Alfredo Zambrano Vera participaron 250 policías.

“Se ha cumplido por parte de nuestra institución el debido proceso en todos los términos judiciales que debían haberse llevado en el proceso expropiatorio y de indemnización”, dijo Punina.

“No existió uso de fuerza, el señor Zambrano ha salido caminando por sus propios medios (…) no se han dado por tanto ningún tipo de excesos de los que ciertos grupos de oposición, agencias ambientales internacionales han informado”, aclaró, añadiendo que en el desalojo estuvo presente la Cruz Roja.

Sin embargo, varios medios de comunicación recogen las denuncias de comuneros que se quejan de el uso de la fuerza.

Las familias que viven en el lugar argumentan que la represa cubrirá sus terrenos por el agua. Frente a ello, Senagua ha anunciado que se han invertido 1.5 millones de dólares en el pago de las indemnizaciones a las familias desplazadas.

Además, los moradores del sector solicitaron ayuda para encontrar al menor Ronny Loor, quien está desaparecido desde ayer.

Alfredo Zambrano, mayor opositor a la obra, ha denunciado que sufrió abuso policial, según informó Radio City.

La misma emisora reportó que no hubo enfrentamientos entre gendarmes y comuneros, pero sí una intrusión con maquinaria. Los unifromados habrían derribado las ocho cabañas que servían de albergue a las familias, dos infraestructuras y la casa de Zambrano. 

El MIDUVI y la Empresa Pública Ecuador Estratégico han realizado los diseños para la construcción de casas para tres asentamientos nuevos para las 150 familias de Río Grande.

Las familias se reubicarían en La Tablada de Sánchez (70 viviendas), en Platanales (40) y Conaque (40). Cada casa tendrá un costo de $25.000 dólares.

La obra evitará que 20.000 familias sufran estragos como inundaciones en el invierno.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: