A Inglaterra le preocupa comercio con la región

29 de agosto de 2012 - 00:00

Una nota publicada por la Agencia de Noticias Apro de México difundió el contenido de una comunicación que fue enviada por la diplomacia inglesa a diferentes países de Latinoamérica para explicar la situación del caso Assange y el impasse que se registró con Ecuador.

La razón de esta gestión, según la nota periodística, es no echar a perder los años de negociaciones que emprendió la coalición que encabeza el primer ministro británico, David Cameron, que desde hace dos años busca mejorar sus lazos comerciales con los países latinoamericanos para reducir su dependencia comercial con la abatida eurozona.

Un portavoz de la dependencia británica comunicó que “Londres envió notas por escrito y a través de correos electrónicos entre el jueves 16 y viernes 17 de agosto a países como Argentina, Chile, Bolivia, Paraguay, Brasil, Colombia y México, ante el temor a eventuales represalias de la región de América Latina contra Gran Bretaña, principalmente en contratos comerciales”. En ese sentido, indicó que Gran Bretaña “no acepta el principio del asilo diplomático”.

Por otra parte, el gobierno británico de Cameron había tratado de reforzar desde su asunción en mayo de 2010 los lazos comerciales, de negocios y diplomáticos con muchos países latinoamericanos, principalmente con Chile, Brasil, México y Colombia, pero las tensiones recientes con Buenos Aires por la soberanía de las Islas Malvinas y ahora con Ecuador por haberle otorgado asilo político a Assange, pusieron en serios problemas un vínculo histórico y complejo que ha estado marcado desde siglos por intereses coloniales, de expansión comercial y de estrategia geopolítica.

En noviembre de 2010 el canciller británico William Hague había afirmado en el emblemático Canning House de Londres, la Casa Latinoamericana en la capital británica, que su país buscaba nuevas oportunidades económicas, promoviendo la inversión en Reino Unido.

En esa ponencia, el jefe del Foreign Office llamó a poner un alto a la disminución de la diplomacia británica en América Latina y prometió aprovechar las oportunidades para la cooperación política, el comercio y la inversión entre Gran Bretaña y el continente americano. “La lejanía del Reino Unido con América Latina se ha terminado”, dijo en su momento el canciller.

En la nota también se incluyen criterios de diferentes analistas que suman a los impasses la situación incómoda que en algún momento se dio con Uruguay, Chile, Brasil y ahora con Ecuador. A esto se suman los criterios contrarios que sí ven un perjuicio en los temas comerciales para los latinoamericanos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: