“60 y Piquito” convocó a 10.000 adultos mayores

28 de octubre de 2013 - 00:00

Más de 10.000 adultos mayores de varios sectores de Quito participaron la mañana de ayer de la caminata “60 y Piquito”, que fue organizada por la Fundación Patronato Municipal San José y por las Secretarías Metropolitanas.

“Los Fortachones”, “Los invencibles”, entre otros, fueron los carteles que identificaban a los grupos que están divididos según su zona de domicilio. Muchos de ellos salieron con entusiasmo y alegría desde el punto de partida que fue la Amazonas y Cordero, centro-norte de Quito, hasta al parque La Carolina, sector Cruz del Papa, en el norte capitalino.

Una de ellos fue María Imbaquingo, quiteña de 72 años, quien llegó desde la Ferroviaria Baja junto a 40 compañeras que integran uno de los 320 puntos que tiene el Programa “60 y Piquito” en la capital.

Nilca Pérez, directora ejecutiva de Fundación Patronato Municipal San José, las acompañó en el recorrido y sostuvo que se trata del cuarto año que se realiza esta marcha para que la ciudadanía identifique el programa “60 y Piquito”. “El objetivo es que se reconozca a los adultos mayores como personas útiles para la sociedad. Muchos de ellos son líderes en sus barrios”, destacó.

Este proyecto nació con la integración de 500 adultos mayores en pocos puntos de la ciudad. Actualmente su cobertura es para 16.000.

Este espacio invita a realizar talleres de música, danza, taishi, teatro, manualidades, entre otros.

Pero estas actividades no se quedan ahí. Muchos de ellos organizan eventos sociales como cumpleaños y salen de paseo, cambiando su mentalidad de compartir, recalcó Pérez.

El objetivo del Patronato San José es que cada parroquia de la capital cuente con un punto “60 y Piquito” para finalmente universalizar e integrar los servicios para los adultos mayores.

Ya en la tarima instalada en el parque La Carolina para el programa musical previsto, se dirigió Andrea Nina Pereda, presidenta de la Fundación Patronato San José.

La esposa del alcalde Augusto Barrera, agradeció a los adultos mayores, de entre 65, 75 y 80 años. Unos caminaron con bastones y otros hasta se movilizaron con sillas de ruedas.

En representación de este grupo, Martha Salazar indicó que el promedio de vida de los adultos mayores hace más de tres años estaba entre 65 y 75 años de edad. Esta cifra aumentó a 85 años en el último censo estadístico y para el 2016 se espera el incremento de 1,6 años en el promedio de vida.

“La soledad, el abandono, el desprecio de los mismos familiares hace que hasta el adulto mayor ya no pueda ni pensar”, dijo Salazar, tras recalcar que existen muchos adultos mayores con muchas habilidades.

En tanto Barrera invitó a la sociedad a no ser “ingrata” con este grupo vulnerable de la sociedad. “Todos vamos a llegar a ser adultos mayores. ¡No más maltrato!”

A esto, corroboró que Quito ya erradicó el trabajo infantil donde niños de la calle ya acuden a las escuelas. A ellos se suman 17.000 jóvenes entre 15 y 21 años que no acudían a los colegios.

Finalmente se presentaron algunos adultos mayores que integran bandas de pueblo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: