los dispositivos tienen un alcance de 300 metros a la redonda y una inclinación de 80 grados

19 cámaras vigilarán en dos cantones de Carchi

- 07 de mayo de 2014 - 00:00
Las cámaras tienen un alcance de 300 metros a la redonda y fueron ubicadas en sitios estratégicos de las ciudades de Tulcán y Montúfar. Foto: Carlos Jiménez / El Telégrafo

los dispositivos tienen un alcance de 300 metros a la redonda y una inclinación de 80 grados

Desde el pasado miércoles, funcionarios del ECU-911 levantaron postes y brazos metálicos con cámaras ‘Ojos de Águila’, que se instalaron durante la primera fase de un plan de seguridad que incluye a Tulcán y Montúfar, en la provincia de Carchi.

Luis Sandoval, funcionario de la central de emergencia y encargado del operativo, expresó que en esta etapa se ubicaron 13 aparatos en la primera ciudad y 6 en la segunda. Con dichas cámaras, se contabilizan  30 en toda la provincia.

La cantidad, expresó Sandoval, aumentará de acuerdo con las necesidades de la población y la exigencia de quienes están al frente del plan de seguridad. Precisó que “el incremento se dará con el propósito de garantizar el control en los seis cantones con que cuenta Carchi”. Se refiere a Tulcán, San Pedro de Huaca, Montúfar, Bolívar, Espejo y Mira.

Los dispositivos tienen un alcance de 300 metros a la redonda y una inclinación de 180 grados. El circuito será controlado desde el Sistema Integrado ECU-911 que se construye en las calles Veintimilla y Centenario, al sur de Tulcán.

La inversión destinada para levantar esta estructura es de 12 millones 800 mil dólares.

Uno de los grupos beneficiados con la adecuación de los dispositivos de vigilancia son los cambistas de monedas extranjeras que trabajan en los parques Central y Ayora, de la capital provincial.

En cada uno de estos espacios se instalaron dos cámaras. El objetivo, de acuerdo con los funcionarios de la central, es garantizar el monitoreo permanente de  la actividad de las personas.

Marco T., cambista, considera que esta iniciativa en materia de seguridad les brindará mayor tranquilidad y confianza al momento de realizar sus transacciones.

La ciudadanía confía en que las cámaras ayudarán a reducir los niveles de delincuencia en varios sectores. Nelson Herrera, fotógrafo, está seguro de que los antisociales lo pensarán dos veces antes de cometer alguna fechoría, al saber que se encuentran vigilados.

Al ser captados, sostiene, será más fácil que los capturen. En el ECU-911 se concentrarán instituciones de socorro y control como Bomberos, Cruz Roja, Policía, Ejército y Aduana. “Bajaremos los índices delincuenciales y el tiempo de respuesta ante una emergencia mejorará. Además, los agentes del orden contarán con una herramienta más para sus investigaciones”, sostuvo Laura Mafla, gobernadora de Carchi.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: