El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Lun.6/Dic/2021

Cultura

Tendencias
Historias relacionadas

120.000 personas serán beneficiadas

Nueva planta para agua residuales opera en Guayaquil

01 de abril de 2017 00:00

La planta de tratamiento de aguas residuales de la red Javier Salitral-Puerto Azul inició operaciones ayer en el km 39 de la vía Perimetral, en el sur de la ciudad.

Según lo planteado por la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Emapag), las instalaciones, que fueron construidas aproximadamente en dos años, serán entregadas a Interagua para su operación y mantenimiento.

La planta utilizará la tecnología de pantanos secos artificiales, es decir, que mediante el uso de bacterias y especímenes vegetales, energía solar y gravitacional (sedimentos), se realiza el tratamiento de las aguas residuales. La constructora Hidalgo & Hidalgo fue responsable de los trabajos.

La obra, que comprende 10 hectáreas (ha) ubicadas entre el estero Salado y la vía Perimetral, servirá para mitigar la contaminación en los afluentes de la ciudad, aseguró el alcalde Jaime Nebot.

En total, 120.000 personas de sectores aledaños a la av. Rodríguez Bonín, vía a la Costa, entre otros de la parroquia Tarqui, serán beneficiarias de las nuevas instalaciones en las que se invirtieron aproximadamente $ 8 millones.

Según información de la Emapag, durante la construcción fueron afectadas 1,32 ha de manglar por lo que procedió a la reforestación de 7,74 ha en el área protegida por el Ministerio del Ambiente (MAE).

En un reportaje publicado en EL TELÉGRAFO, la cartera de Estado aseguró que fueron 6 las hectáreas taladas. La zona -desde noviembre de 2012- es considerada parte de la Reserva de Producción de Fauna Manglares El Salado.

Nebot anunció que la planta de aguas residuales en Las Esclusas -que beneficiará a un millón de ciudadanos- “estará concluida en el primer trimestre o cuatrimestre de 2019”.  

También se estudia el financiamiento y las bases del concurso internacional de las instalaciones en el sector Los Merinos, las cuales recibirán las descargas de los sectores del noroeste y del oeste de la ciudad. (I)

Las instalaciones utilizarán el sistema de pantanos secos artificiales para mitigar el impacto en los afluentes de la ciudad.
Foto: William Orellana / EL TELÉGRAFO
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado