Ex Intendente, acusado de cambiar horario de centros

10 de mayo de 2012 - 00:00

El ex intendente de Guayas, Julio César Quiñónez, es acusado por dos ex autoridades de Guayas como responsable de las irregularidades detectadas por la Secretaría Nacional de Transparencia de Gestión (SNTG) en el caso de cierre de bares en la urbe.          

La ex comisaria Jacqueline Hurtado, a través de un video, lanzó acusaciones contra Quiñónez por reabrir, casi inmediatamente, varios locales de diversión nocturna que se cerraban en los operativos.    

“Julio, no sea cínico, usted sabe que los inconvenientes fueron porque cada vez que nosotros como comisarios clausurábamos un local usted los reabría al otro día", imputó  la ex funcionaria en la citada grabación.  

Hurtado, además, denunció que miembros de la Policía recibieron sobornos por parte de los propietarios de los bares. “Los inconvenientes existen cuando toco los sitios privilegiados de la Zona Rosa, controlados, entre comillas, por el jefe de ese distrito, que es el teniente coronel Rueda.

El teniente coronel Rueda  fue denunciado, precisamente, por las peticiones que le hacía a ciertos policías para que fueran a solicitar prebendas”.            

Hurtado desestimó la investigación emprendida por la SNTG en su contra, por presuntos actos de corrupción, pues “transparencia en ningún momento solicitó una versión de nosotros como comisarios.

El señor Ministro del Interior nos solicitó  un inventario. Extrañamente un inventario en todos los años que tienen de existencia las comisarías jamás se ha solicitado”.    

En esa misma línea, Lenin Arroyo, abogado del ex gobernador de Guayas, Roberto Cuero, explicó que la confusión en cuanto al cierre de bares se originó por una disposición de Quiñónez, que diferenció y aumentó el lapso de atención y expendio de licor en establecimientos de entretenimiento nocturno.   

“Presumimos que el ex Intendente de Policía alteró los horarios de funcionamiento, pero eso es materia para probarlo en el momento oportuno...”.  

Ex funcionario era el nexo con los dueños de los bares

Cuero, hasta el momento, ha preferido no hablar oficialmente sobre el tema del cierre y apertura de los bares en la ciudad.

Sin embargo, reconoció que ciertos permisos con los que cuentan varios propietarios, que  amplían el horario de funcionamiento y expendio de licor, carecen de legalidad.

Dichos bares de la Zona Rosa tienen un instructivo -firmado por la Intendencia de Policía- en el que se detallan los horarios que, según Arroyo, difieren de lo estipulado en los acuerdos 1470 (del 12 julio de 2010) y 1502 (del 27 julio 2010).

Para el abogado, el documento con el que se defienden los empresarios fue elaborado a partir de un borrador, al que tuvo acceso este diario, que lleva el membrete del Ministerio del Interior. 

El documento en cuestión, que no tiene número de acuerdo ministerial, cuenta con fecha de expedición 14 de enero de 2012.  

En el escrito se otorgan dos horas más (hasta las 02:00) para que los locales que están en zonas turísticas vendan  bebidas alcohólicas, de lunes a jueves.

María José Salinas, representante de los propietarios de bares de la Zona Rosa, defendió el cuestionado horario,  ya que el anterior (hasta las 00:00) “atropella los derechos del consumidor”.

“Se nos dijo en 2010 que la medida sería temporal, pero nunca hubo una revisión del horario que nos ha perjudicado en las ventas”, afirmó Salinas, quien destacó el papel conciliador del ex intendente Quiñónez para llegar a acuerdos.

Los demás propietarios de bares de la Zona Rosa también defienden la actuación de Quiñónez como un canal de consenso entre este sector y el Gobierno seccional. 

Salinas, en cambio, denunció que la entrega de los permisos para diferenciar a las zonas turísticas de la ciudad -lo que les otorga más horas para funcionar- no fue controlada.  

Por ello acusó al presidente de la Cámara de Turismo de Guayas, José Carrión, de favorecer en forma indiscriminada a locales que no se encuentran en sectores como Las Peñas o cercanos al Malecón Simón Bolívar.

“Los permisos fueron entregados a Pedro, Juan y Diego y no hubo autoridad que controlara o sancionara”. La empresaria adelantó que el gremio ha tenido reuniones con el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, “para recuperar la jerarquía de la Zona Rosa”.

Según Salinas, en la próxima semana entraría en vigencia una nueva ordenanza municipal que permitiría que este sector contase con mayor control, por parte de la Policía Municipal, sobre bares clandestinos que ofrecen barras libres de forma indiscriminada.

Denuncias serán investigadas

Las acusaciones que señalan al ex intendente Quiñónez están siendo investigadas por parte de la SNTG para determinar su responsabilidad en los hechos.

David Norero, coordinador regional de la SNTG, dijo que han solicitado al Ministerio de Turismo la información respectiva sobre los bares que cuentan con permisos que les permiten extender los horarios de atención y expendio de licor.

“Actualmente estamos conociendo las denuncias que nos llegan respecto de esta situación y derivando la información hacia la Fiscalía”, acotó el titular del SNTG en Guayas.

Norero también desestimó las afirmaciones de Jacqueline Hurtado y aseguró, mostrando varios documentos, que todas las comisarías fueron notificadas en su momento sobre las indagaciones emprendidas, tras las denuncias de corrupción recibidas en 2011, pero ninguna respondió.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: