En la vía a la Costa rechazan la colocación de un botadero

- 16 de marzo de 2018 - 00:00
Un equipo de la Dirección municipal de Aseo inspeccionó, en días pasados, el espacio donde se proyecta construir un centro de transferencia de desechos.
Foto: David Guerrero / El Telégrafo

Los habitantes de Jardines del Salado y Puerto Azul temen el aumento de la contaminación en sus sectores. Sin embargo, el Cabildo informó que el lugar para la obra aún no se lo ha definido.

Susy Santana, comerciante de alimentos, tiene 15 años con su negocio en un terreno baldío ubicado entre la vía Perimetral y la av. del Bombero. Sus principales comensales son trabajadores de empresas aledañas.

Un martes por la mañana observó que una camioneta de la Dirección de Aseo Cantonal, Mercados y Servicios Especiales del Municipio de Guayaquil se estacionó cerca de su emprendimiento. “No es la primera vez, al menos han venido unas cuatro ocasiones en los últimos meses”.

El sitio en mención, de aproximadamente 10 hectáreas, es objeto de críticas por parte de los habitantes de las urbanizaciones de la vía a la Costa y Jardines del Salado al conocer que el Cabildo proyecta la construcción de una estación de transferencia para desechos sólidos.

El consorcio Puerto Limpio, responsable del servicio de recolección de basura, está actualmente en funciones prorrogadas pues su contrato terminó el año pasado. La Alcaldía inició el proceso para contratar al nuevo ente concesionario.

“Como parte de las nuevas bases del concurso está la incorporación de una estación de tratamiento de basura en el terreno de 10 hectáreas de la vía Perimetral”, reveló Gustavo Zúñiga, director de Aseo municipal, a diario El Comercio de Quito.

El anuncio no fue bien recibido por los habitantes de las zonas aledañas por lo que para ellos representa un botadero. Las primeras reacciones ya se evidenciaron en redes sociales en donde exhortan a Cynthia Viteri y Doménica Tabacchi, potenciales candidatas a la Alcaldía de Guayaquil, para que revisen los efectos del proyecto mencionado por Zúñiga.

En la mayoría de los casos consultados, no están al tanto de las intenciones del Cabildo. Galo Alchundia, de Jardines del Salado, considera como abuso que un proyecto de esa naturaleza no haya sido socializado con la gente del sector.

Para el ciudadano, estaciones de transferencia de desechos, sean sólidos o líquidos, deberían estar lejos de asentamientos humanos. “Tenemos la experiencia de la planta de GLP que ya retiraron. No es posible salir de un mal para entrar en otro”, sentenció Alchundia.

Mientras que en el lado de la vía a la Costa, la urbanización Puerto Azul es la más próxima al proyecto planeado por la Alcaldía.

Tania Ditto, habitante del sector, teme la desvalorización de los predios. “Eso sin contar con el tráfico que seguramente habrá con los carros recolectores”.

Si bien el proyecto está en desarrollo, aún no está completamente decidido que será en el lote ubicado en la vía Perimetral, explicó Jorge Rodríguez, vocero del Cabildo.

El funcionario precisó que un grupo de habitantes de la vía a la Costa manifestó su disconformidad directamente en la Alcaldía.

Explicó que el terreno, aunque ha sido declarado de utilidad pública y el alcalde Jaime Nebot ha dado disposiciones a las direcciones de Urbanismo y Financiero, aún está dentro de la etapa de estudio.

El alcalde Jaime Nebot, al conocer de la inquietud ciudadana, solicitó a los habitantes que presenten alternativas de construcción del centro para el traslado y disposición de desechos. Pese a los avances del proyecto “todo eso se puede parar, se puede cambiar”, dijo Rodríguez.

La entrega de ofertas para el nuevo contrato de servicio de recolección se cerró el pasado 6 de marzo. (I)

Servicio
Concesión a Puerto Limpio
En diciembre de 2009, el Municipio de Guayaquil adjudicó el servicio de recolección de basura al consorcio Puerto Limpio, conformado por Industrial Valango (accionista de Vachagnon) e Hidalgo & Hidalgo (accionista de Interagua).

35 dólares paga la ciudadanía por cada tonelada de basura recogida en Guayaquil, a través de tasas.

Renovación de contrato
La licitación del servicio de recolección de basura se inició en 1990 y desde entonces se renovó el contrato en cuatro ocasiones. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: